Este martes, el alcalde Jhonny Fernández se reunió con la gerencia de la planta procesadora de oxígeno Praxair, donde la empresa se comprometió a cumplir con los requerimientos de oxígeno medicinal por parte del municipio cruceño para abastecer a los hospitales de los tres niveles.

Durante cada semestre, el municipio cruceño destina Bs 5 millones para el oxígeno medicinal que requieren los hospitales de primer y segundo nivel.

Por tal motivo, la máxima autoridad municipal está realizando las gestiones para que Santa Cruz de la Sierra tenga su propia planta de oxígeno medicinal.

Hasta el miércoles 2 de junio se recibirán las propuestas de las empresas que puedan ejecutar esta operación que beneficiará la población de la capital cruceña.

Son cuatro los requerimientos que se tomarán en cuenta para elegir a la empresa encargada de la planta de oxígeno: que esté elaborada con buena tecnología, a buen precio, que tenga la capacidad de armarla en el menor tiempo posible y que brinde mantenimiento continuo.

La demanda actual de oxígeno en los hospitales se aproxima a los 204 metros cúbicos, sin embargo, Fernández indicó que con la planta propia se podrá generar de 540 a 600 metros cúbicos.

El alcalde también indicó que, en la conversación sostenida con los representantes de Praxair, indicaron que como empresa están planificando expandir su planta, debido a la alta demanda que ha provocado el Covid-19, porque además de producir oxígeno medicinal, producen oxígeno industrial.