La Alcaldía de la ciudad de Santa Cruz anunció una «ley seca» que prohíbe la venta y consumo de bebidas alcohólicas entre el 1 y el 3 de enero. Además, prohíbe la circulación y actividades de cualquier tipo (salvo emergencias) desde la 1 de la madrugada del sábado 2 de enero hasta la medianoche del domingo 3 de enero de 2021.

«Quedan terminantemente prohibidas las fiestas, sean públicas o privadas, por Año Nuevo. También no se permitirán eventos masivos y el funcionamiento de boliches, bares, karaokes, rockolas, discotecas, piscinas, balnearios y saunas. Durante el fin de semana se hará la desinfección de los centros de abastecimiento», indicó la alcaldesa interina, Angélica Sosa, según un reporte de prensa municipal.

Durante el sábado y domingo próximos, 7.000 funcionarios y voluntarios recorrerán las 405 unidades vecinales de la capital cruceña para entregar el medicamento ivermectina. También se desarrollará la desinfección masiva de espacios públicos y centros de abastecimiento públicos y privados.

Entre el martes y miércoles se realizará el tercer estudio de seroprevalencia aplicando 2.000 pruebas rápidas para determinar los sectores donde existe mayor incidencia de la enfermedad.

La Alcaldesa reiteró que se mantiene el uso obligatorio del barbijo, lavado de manos, uso de alcohol en gel o líquido y mantener la distancia física, tal como estipula la ‘Ley de uso obligatorio de barbijo y desinfección’.