El analista político Marcelo Arequipa consideró este viernes que el paro médico en contra de la Ley de Emergencia Sanitaria «es un movimiento político” y no así una medida que reclama legítimamente los derechos del gremio.

Consultado respecto a si consideraba que había afanes políticos tras el paro, Arequipa dijo: «yo respondería a eso de manera categórica con un sí, creo que es ciertamente un movimiento político».

En una entrevista con el canal Bolivia Tv, recordó que el Colegio Médico de Bolivia firmó un acuerdo con el Gobierno, documento que “debe ser respetado”.

“Los artículos observados por los médicos a nivel nacional fueron modificados, y luego se promulga la ley, y después un sector de los médicos llama al paro. Uno tiene la sospecha de que algo más está ocurriendo ahí, que no es necesariamente una demanda legítima respecto del gremio de los médicos», agregó.

Arequipa afirmó que la Ley de Emergencia Sanitaria prevé temas importantes y «urgentes para la población», como por ejemplo la anulación del «dichoso depósito de garantía que las clínicas privadas pedían a los pacientes que intentaban internarse por el tema del COVID-19».

Sostuvo que la norma establece que las personas que atenten contra la salud pública «no van a ser detenidas», sino pagarán una sanción pecuniaria o de trabajo social, a diferencia de lo que se hacía en el régimen de Jeanine Áñez, en el que «había una suerte de persecución penal».