El director de la Autoridad de Bosques y Tierra (ABT), Víctor Hugo Áñez Bello, informó este miércoles que, ante el incremento de los focos de calor, que llegaron a los 6.639 en todo el país, no se descarta suspender temporalmente la quema en ciertas zonas.

«Como hemos ingresado en los meses críticos para que se den los incendios forestales, estamos haciendo una evaluación, de acuerdo al rango, en varios municipios de Bolivia y si corresponde, vamos a declarar una suspensión temporal de actividades de manejo de fuego, en estas poblaciones, para evitar posibles sucesos», explicó Áñez.

Agregó que, hasta la fecha, existen dos incendios activos, uno en el Parque Nacional Otuquis y otro en el Área Natural de Manejo Integrado San Matías, «que estamos combatiendo de manera conjunta con las Fuerzas Armadas, el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), Guardaparques de las zonas y autoridades locales», destacó.

También informó que existen 67 personas desplegadas en Otuquis, que han sido divididas en varios grupos de trabajo, como también cisternas grandes y móviles que son transportadas en vehículos livianos, permitiendo llegar a zonas con dificultad de acceso.

Por otra parte, resaltó que la ABT también está apoyando tecnológicamente con drones, que permite proveerles constantemente imágenes satelitales actualizadas, «para que le den la línea y rumbo a los bomberos y realicen su trabajo de manera más eficiente».

Finalmente, subrayó que, si bien no existe la misma alerta que se dio el año pasado y que provocó la afectación de 5,3 millones de hectáreas, «la población debe ser precavida, ya que las condiciones climáticas son similares, es decir, época seca, baja humedad relativa y fuertes vientos».