En el municipio de Cochabamba los vehículos eléctricos nacionales no pagarán impuestos el primer año, gozarán de descuentos hasta el tercer año, no serán tomados en cuenta en la restricción vehicular y disfrutarán de preferencia en los servicios de estacionamiento.

Así  lo que determina la propuesta de ley municipal que la Alcaldía de Cochabamba entregó ayer al Concejo Municipal, después de más de dos meses de trabajo.

El director de Ingresos Tributarios de la Alcaldía, Andrés Cuevas, detalló que el primer año los autos eléctricos nacionales serán liberados del pago de impuestos, el segundo año tendrán un descuento del 50 por ciento y el tercer año será del 25 por ciento. A partir del cuarto año pagarán el impuesto estipulado que va de 750 a 800 bolivianos.

En cambio, los autos eléctricos importados tendrán un descuento del 50 por ciento de impuestos el primer año y un descuento del 25 por ciento el segundo año.

Cuevas indicó que se trata de la primera ley municipal en el país con estas características de incentivo a la producción nacional. “La empresa que ha comenzado la fabricación de autos eléctricos nacionales esta en Cochabamba y creo que hemos actuado a la altura del desafío”, dijo Cuevas.

La ley municipal debe ser  analizada y aprobada en el  Concejo Municipal para que el Alcalde la promulgue y entre en vigencia. Mientras esto no pase los eléctricos no podrán tener placas.

La semana pasada el Gobierno nacional emitió la Resolución Ministerial 215/2019 que autoriza el registro de vehículos hechos en Bolivia. La empresa  Quantum Motors S.A. informó que cumplió con todos los requisitos exigidos.

Texto de Laura Manzaneda para Los Tiempos de Cochabamba