El dengue es una enfermedad infecciosa causada por un virus (arbovirus). Es la enfermedad viral humana transmitida por artrópodos más importante y constituye un importante problema de salud en Bolivia.

El dengue es una enfermedad que todos los años afecta a una parte de la población Boliviana. Cada año se hacen campañas de fumigación, y se pide a la población que no guarden materiales donde se acumula el agua de lluvia o de riesgo, como ser llantas, macetas, etc., puesto que son criadero de mosquitos.

El dengue es básicamente una enfermedad por deshidratación. No todas las fiebres son dengue y el bajo recuento de plaquetas no se debe solo al dengue.

Hay otras enfermedades que se presentan con fiebre y recuento bajo de plaquetas, como chikunguña, fiebre amarilla, VIH, hepatitis B y C, paludismo o leptospirosis (bacteria que aparece en las aguas de inundaciones). Incluso si alguien es diagnosticado con dengue, puede manejar la enfermedad fácilmente en casa manteniéndose bien hidratado.

Cuando alguien tiene dengue, es muy importante que ingiera abundante líquidos con electrolitos. Debe tomar más agua de lo usual, jugos de fruta, bebidas rehidratantes o sopas nutritivas.

Las personas con dengue y muestran señales de deshidratación por la fiebre, deben reponer líquidos mediante la rehidratación oral o, si es necesario, por via intravenosa. Especialmente si su hematocrito está elevado o sus plaquetas están bajas. Si mejoran, pueden hacer nomás el tratamiento en la casa, caso contrario, deben ser internados en un hospital para una hidratación continua.

El tratamiento exitoso del dengue depende de gran manera de una reposición adecuada de líquidos y electrolíticos.

En caso de necesitar rehidratación intravenosa, es importante utilizar líquidos isotónicos como la solución de Ringer lactato. Una vez que la deshidratación se estabiliza, generalmente requieren líquidos intravenosos durante no más de 24 a 48 horas.

La infección puede ser asintomática o presentarse con manifestaciones clínicas tanto graves, como no graves. Después del período de incubación (4 a 10 días), la enfermedad comienza de manera abrupta y es seguida por tres fases: febril, crítica y de recuperación.

Para una enfermedad tan compleja en sus manifestaciones, el tratamiento es relativamente simple, económico y muy eficaz para salvar vidas, siempre que la intervención se realice de manera correcta y oportuna.

La clave es la detección precoz y el conocimiento claro de los problemas clínicos que pueden surgir durante las diferentes fases de la enfermedad, para abordar los casos de forma racional y dar una buena respuesta clínica.

¿Qué debe hacer una persona que tiene dengue?

  1. Guardar reposo en cama, usar mosquiteros durante la fase febril.
  2. Una alimentación sana y, sobre todo, ingerir abundantes líquidos, con electrolitos.
  3. Los adultos: abundantes líquidos por vía oral, al menos cinco vasos (250ml cada uno) o más al día, para un adulto medio de 70 kg.
  4. Niños: abundantes líquidos orales (leche, zumos naturales de frutas, solución de rehidratación oral, agua de arroz recién preparada. El agua corriente debe administrarse con precaución, ya que puede causar un desequilibrio hidroelectrolítico.
  5. Paracetamol:
    • Adultos: 500 a 750 mg por vía oral cada cuatro a seis horas, dosis máxima diaria de 4 g
    • Niños: 10 mg / kg cada seis horas.
    • Esponja remojada sobre de la frente

Recomendaciones: buscar criaderos de mosquitos (vectores) dentro y alrededor del hogar y eliminarlos.

 


Este consejo llega a usted gracias a Santé Sport, Te rehidrata y repone los  minerales y vitaminas que pierdes al sudar.

Le puede interesar: