Después de aproximadamente 40 días del registro de focos de calor en la zona de la Chiquitania, el presidente Evo Morales anunció que Bolivia está abierta recibir ayuda internacional e instruyó a la Cancillería y al Ministerio de Defensa para comenzar las gestiones ante las organizaciones que ofrecieron ayuda.

El primer sí de ayuda internacional fue a Francia

También dijo que el gobierno habilitó un espacio para recibir y atender a los animales rescatados

En su cuenta de Twitter Morales también anunció que las 10 familias que perdieron sus viviendas recibirán ayuda del gobierno.

Anoche un grupo de personas generaron una serie de protestas en la zona de Roboré exigiendo que el gobierno acepte ayuda internacional. Los reclamos se escucharon en las redes sociales y una de las voces más compartidas fue la de un bombero.