El Gobierno de Luis Arce acusó este jueves al expresidente argentino Mauricio Macri de haber enviado a Bolivia «munición letal» para «reprimir» las protestas durante la crisis de 2019 por el supuesto envío de balas de goma y gases lacrimógenos en noviembre de ese año.

El canciller boliviano, Rogelio Mayta, difundió en una rueda de prensa una carta del general Gonzalo Terceros, hasta entonces comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), dirigida al entonces embajador argentino en La Paz, Normando Álvarez.

En la nota, Terceros agradece a Álvarez por la colaboración prestada a la FAB «en el marco del apoyo internacional» bilateral y le detalla una serie de ítems de «material bélico de agentes químicos» que incluyen 40.000 cartuchos AT 12/70 que son balas de goma, además de una serie de gases lacrimógenos y granadas de gas.

«Resaltamos que la Argentina presidida por Mauricio Macri le dio a las fuerzas militares que reprimieron la protesta social en noviembre de 2019 munición letal», manifestó Mayta.

La nota, difundida por el Gobierno boliviano, está fechada el 13 de noviembre de 2019, el día en que la presidenta interina Jeanine Áñez cambió al mando militar del que fue parte Terceros, y lleva un sello de entrada el 15 de noviembre en la embajada argentina.

El canciller remarcó la fecha de envío de la carta y que a los pocos días se producían las llamadas masacres de Sacaba y Senkata en las que murieron más de una veintena de civiles en tensiones con el Ejército cuando Áñez había asumido la Presidencia interina.

«Hoy estamos indignados porque estamos advirtiendo que la conducta de un Gobierno extranjero ha colaborado para concretar graves violaciones de derechos humanos», sostuvo el ministro boliviano.

OTRAS CRÍTICAS

Mayta comparó la situación con el Plan Cóndor de los años 1970, como ya lo hizo en junio pasado su colega de Gobierno (Interior), Eduardo Del Castillo, cuando se conoció sobre la entrega de gases lacrimógenos y «municiones de guerra» desde Ecuador hacia Bolivia durante el mandato de Áñez.

El vicecanciller Freddy Mamani Machaca calificó de «intromisión» el supuesto envío desde Argentina, aunque también dijo que no se tiene registro de sobrevuelos referidos a este caso, por lo que no se sabe cómo ingresó ese material para «reprimir» las protestas.

La Cancillería boliviana enviará la nota a la Fiscalía dentro de las investigaciones que se efectúan sobre la crisis de 2019, además de pedir «mayor información» a Argentina al respecto, agregó Mayta.

El canciller boliviano también cuestionó que «la conducta de personas como este general de la FAB Gonzalo Terceros que ha estado pregonando su inocencia no es tal».

Terceros ha sido noticia en los últimos días por las revelaciones que hizo sobre el manejo de la crisis de 2019 por el entonces Gobierno de Evo Morales tras haber sido detenido dentro del llamado caso «golpe de Estado».

El citado caso se inició a instancias de una denuncia de una exdiputada oficialista por la crisis que derivó en la renuncia de Evo Morales a la Presidencia en 2019 que para el oficialismo fue un derrocamiento y para la oposición fue consecuencia de las denuncias de fraude electoral en su contra.

En su declaración ante la Fiscalía, Terceros aseguró que el entonces comandante de las Fuerzas Armadas Williams Kaliman sabía horas antes que Morales iba a renunciar el 10 de noviembre de 2019 y que la cúpula militar continuó acatando las órdenes del exmandatario aun después de su dimisión.