El Gobierno de Bolivia entregó 3.025 contratos médicos para reforzar la lucha contra la pandemia en los nueve departamentos del país para afrontar el segundo pico de contagios de la covid-19.

En un acto desarrollado en la «Casa Grande del Pueblo», el edificio de Gobierno en La Paz, el presidente boliviano, Luis Arce, entregó los contratos a estos profesionales que «están al frente y peleando de manera directa contra la pandemia».

El mandatario subrayó que estas contrataciones son financiadas por el Gobierno nacional a través de la redistribución de recursos para las gobernaciones y municipios y presupuestos en salud no ejecutados.

Son más de 10 millones de dólares destinados para la contratación de estos médicos que 3.025 «a partir de hoy están trabajando» en las nueve regiones del país, detalló durante su intervención el ministro boliviano de Salud, Jeyson Auza.

El ministro precisó que las contrataciones realizadas se basan en un diagnóstico que elaboró el Gobierno nacional junto a las gobernaciones y municipios que identificaron la falta de recursos humanos para afrontar la pandemia.

En su mayoría, los profesionales que se suman a la lucha contra la covid-19 en Bolivia son médicos intensivistas, especialistas de varias áreas y médicos generales, además de personal en enfermería.

Por su parte, el jefe de Estado señaló que la contratación del personal médico se suma a la estrategia del Gobierno para aplicar pruebas masivas de detección de enfermos del nuevo coronavirus y la aplicación de vacunas que llegarán masivamente desde este mes.

El Índice de Alerta Temprana del Ministerio de Salud ha identificado en su último informe un centenar de municipios con «riesgo alto de contagio» y ha pedido reforzar las medidas para que la población cumpla con las medidas básicas de bioseguridad.

La segunda ola de contagios que comenzó a finales de diciembre ha dejado en los últimos días más de cincuenta muertes y alrededor de 2.000 contagios diarios confirmados de covid-19.

Desde la detección de los primeros casos en marzo del año pasado, los decesos registrados son 10.633 muertes y 224.234 casos.

Hace más de una semana llegaron a Bolivia 22.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V aplicadas con prioridad al personal en salud que trata directamente a los enfermos críticos de coronavirus.