El millón de vacunas chinas Sinopharm contra la covid-19 anunciadas por las autoridades bolivianas llegará al país el próximo 23 de junio, anunció el ministro de Salud, Jeyson Auza, quien acudió a la inauguración de una planta de oxígeno en una de las regiones más afectadas por la tercera ola del coronavirus.

«Hemos confirmado, mediante nota escrita, la llegada de un millón de dosis de Sinopharm para el 23 de junio», dijo Auza a los medios en La Paz.

Tras conocerse la fecha de llegada de estas dosis, las autoridades nacionales autorizaron a los servicios departamentales de salud (sedes) a utilizar las vacunas reservadas para las segundas dosis, explicó.

El uso de las vacunas para segundas dosis se deberá hacer «tomando siempre la previsión de garantizar esta segunda dosis en los primeros que hayan recibido la vacuna», agregó.

Auza hizo el anuncio luego de que en el país, durante los últimos días, se presentaran nuevas escenas con largas filas, desórdenes y escasez en los puntos de vacunación en regiones como Santa Cruz, Cochabamba y La Paz, las más golpeadas por la pandemia.

En las filas, que se forman desde la madrugada, hay sobre todo gente que requiere recibir una segunda dosis y que tiene que esperar por horas para ser inmunizada.

El ministro reiteró que los Gobiernos subnacionales que quieran comprar vacunas por su cuenta deberán cumplir con «todos los requisitos» fijados por el Ejecutivo nacional para garantizar que las dosis adquiridas provengan de los laboratorios correspondientes, que se tenga la cadena de frío adecuada y se cumpla con los registros sanitarios.

OXÍGENO PARA COCHABAMBA

Auza se trasladó después a Cochabamba para participar de la puesta en marcha de una planta generadora de oxígeno medicinal en el Hospital del Sur de esa ciudad que, junto con Santa Cruz, está siendo duramente golpeada por la tercera ola de la pandemia.

La planta fue donada por Cervecería Boliviana Nacional (CBN), una empresa privada que el domingo inauguró otra en la localidad de Villa Tunari, en el Trópico de Cochabamba.

Auza destacó el apoyo de la CBN y el trabajo de los técnicos que pudieron montar en tiempo récord la planta para atender la demanda de oxígeno en Cochabamba, donde este elemento ha escaseado en las últimas semanas.

El equipo proveerá oxígeno al hospital y permitirá recargar balones «para que sean utilizados en caso de necesidad” de otros centros de salud, señaló el ministro, citado en un comunicado de su despacho.

Por su parte, el director de Asuntos Corporativos de la CBN, Ibo Blazicevic, destacó que la planta «puede producir 95 cilindros de oxígeno», lo que permitirá incrementar las camas para la atención de más enfermos.

La tercera ola que afecta al país desde principios de mayo deja jornadas con más de 3.000 casos y más de un centenar de muertos, convirtiéndose en la más fuerte.

El país acumula 15.082 fallecidos y 389.994 casos diarios desde marzo de 2020.

Hasta el momento, 407.869 personas recibieron la primera dosis de las vacunas contra la covid-19 y 1.470.833 la segunda, de una población de más de 7 millones que puede ser inmunizada.

Además de la vacuna Sinopharm, en Bolivia se aplican la rusa Sputnik V, Pfizer y AstraZeneca.