El ministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, pidió que el acceso a las vacunas y los insumos para la lucha contra el COVID-19 sea por igual, para todos los países del mundo.

“No podemos dejar de insistir, una y otra vez, de que las vacunas e insumos para luchar contra la pandemia deben ser para todos por igual”, dijo, luego de recibir el lote de 200.000 vacunas Sinopharm y 4,2 millones de jeringas que llegaron de China la tarde de este martes.

La autoridad gubernamental hizo el pedido, al considerar que Bolivia no puede dejar de levantar su voz por las personas que no tienen acceso a los inmunizantes en varias latitudes del mundo.

Según Mayta, en el planeta hay todavía 60 países que no recibieron ni una sola dosis de vacunas para luchar contra el COVID-19.

A contramano, sostuvo que las siete naciones más ricas “han acaparado la mitad de las vacunas fabricadas hasta este momento”, y tienen inoculantes para inmunizar a su población hasta cinco veces.

“En este mundo inequitativo, se han aplicado 455 millones de dosis. El 56 por ciento, más de la mitad de esas vacunas, se han realizado en países de altos ingresos que no representan ni el 16 por ciento de la población mundial”, indicó.

Asimismo, mencionó que la población de los 19 países del mundo con menores ingresos económicos solo recibió el 0.1% de los inoculantes fabricados.

“Los más pobres siguen siendo los más discriminados, pese a los discursos de solidaridad de las grandes potencias de los países ricos”, agregó.

El titular de Relaciones Exteriores manifestó que los países ricos tienen, sin embargo, un falso sentido de protección, porque “la humanidad va a tener inmunidad cuando la humanidad esté vacunada”.

“Mientras un grupo de países ricos piense que está seguro porque ha vacunado a su población, una variante del virus se puede estar generando en ese otro lugar donde no se haya vacunado”, aseveró.

Finalmente, Mayta dijo que si el mundo tuviera una civilización que realmente fuera solidaria, debería pensarse en campañas de vacunación mundiales.