Bolivia recibió este jueves el primer lote de 20 toneladas de medicamentos, procedente de Bombay, India, adquirido a precios convenientes para el tratamiento gratuito de pacientes con COVID-19, en el marco de la lucha efectiva contra la pandemia.

El lote de cinco fármacos para el tratamiento ambulatorio y de terapia intensiva fue transportado en un avión Boeing 767 de la aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BoA) que llegó al aeropuerto internacional de Viru Viru, Santa Cruz, aproximadamente a las 10.30.

“Estamos acá recibiendo los medicamentos que antes no se encontraban en el mercado interno de Bolivia. Hemos hecho gestiones en todo el mundo para encontrar estos medicamentos y garantizar la provisión de los mismos a nuestro Estado”, señaló el ministro de Salud, Jeyson Auza.

El Gobierno del presidente Luis Arce gestionó la adquisición de los medicamentos de forma directa, sin intermediarios, para romper el monopolio en la importación de fármacos a altos precios. Los medicamentos se distribuirán gratuitamente a los pacientes a través del Sistema Único de Salud (SUS).

“Hemos detectado que en Bolivia y la región existe un monopolio en la importación de medicamentos que provoca un alza en los precios entre ocho e incluso nueve veces en relación a los precios de fábrica”, explicó el ministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, citado en un boletín institucional.

Para el arribo de este cargamento, la autoridad informó que el Ministerio de Relaciones Exteriores contactó a más de 120 empresas farmacéuticas de 32 países. “Hemos emprendido una negociación sin intermediarios, directamente con los fabricantes y comercializadores de los países de origen”, dijo Mayta.

Según el titular de la Cancillería, sólo este contrato significó un ahorro para el Estado de casi 9,5 millones de dólares en comparación a los precios referenciales.

“Este primer avión que viene de Bombay, corresponde al contrato suscrito con la empresa india Saimed Pharma, y corresponde a cinco tipos de medicamentos”, apuntó.

Adelantó que, en los próximos días, el Gobierno anunciará contratos suscritos con empresas de otros países, que permitirán contar con más medicamentos requeridos para combatir el COVID-19.