El viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, informó que el laboratorio Sinopharm de China y Bolivia realizarán estudios conjuntos sobre el virus COVID-19, aún vigente en el territorio nacional.

“Estamos trabajando con Sinopharm ya no solamente para comprar las vacunas, sino vamos a empezar a hacer estudios conjuntos. A partir del día martes, vamos a tener la primera reunión con los científicos y con los técnicos de Sinopharm”, dijo Blanco en rueda de prensa.

Explicó que esto se realizará porque en Bolivia se empezará a trabajar con los estudios de seroprevalencia en relación al COVID-19, para ver la efectividad de la vacuna en la población boliviana, tomando en cuenta que “estamos aplicando una cantidad importante” del inmunizante chino.

“Yo quiero destacar y quiero valorar la relación que tiene Bolivia con la República Popular China que va mucho más allá de las vacunas. Estamos trabajando una agenda para una comisión mixta, que incluye varios temas, que tienen que ver con la producción, con cooperaciones para el desarrollo productivo y con varias áreas”, añadió.

En ese contexto, el viceministro agradeció las gestiones que de manera personal hizo el embajador de China en Bolivia, Huang Yazhong, para lograr el contrato de 6 millones de dosis que se materializan en la primera entrega que fue recibida esta jornada en la ciudad de Cochabamba

“Tenemos ya prácticamente la cantidad total de vacunas que vamos a requerir para inmunizar a nuestra población y pedimos tanto a ciudadanos como a los distintos niveles de Gobierno poder trabajar en conjunto para poder vacunar a la velocidad que se requiere”, exhortó Blanco.