El secretario General de la Comunidad Andina (CAN), Jorge Hernando Pedraza, informó que esta organización internacional aplica una estrategia para reactivar la economía de los países miembros, entre ellos, Bolivia.

“La CAN convirtió la crisis en una gran oportunidad. Pusimos en marcha, desde que se inició la emergencia sanitaria, una estrategia coordinada con los cuatro gobiernos, a los que agradezco su compromiso con el organismo y su firme respaldo a mi gestión iniciada el 11 de enero 2019”, informó en entrevista con la ABI.

La Comunidad Andina es una organización internacional que cuenta con diversos órganos e instituciones que integran el Sistema Andino de Integración (SAI), cuyo objetivo es alcanzar un desarrollo integral, equilibrado y autónomo, mediante la integración andina, con proyección hacia una integración sudamericana y latinoamericana.

La CAN está integrada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú como países miembros; Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay son asociados y España y Marruecos son países observadores.

La estrategia

«Con cada una de las acciones que estamos implementando como parte de la estrategia frente a la pandemia, aspiramos a contribuir a la reactivación económica y social de los cuatro países miembros, apoyando a las pymes que representan el 90% de las empresas en la CAN y generan el 60% de empleo, facilitando el comercio, avanzando en el proceso de digitalización de trámites y procedimientos, fortaleciendo las cadenas regionales de valor y sobre todo actualizando nuestras normas en las áreas en las que trabajamos», aseveró.

La estrategia aplicada por la Comunidad Andina incluye acciones como la aprobación de 15 decisiones en plena pandemia respecto a la facilitación de comercio, simplificación de trámites para comercializar productos de higiene doméstica, entre otros.

Asimismo, cuenta con medidas de prevención sanitaria para las operaciones de tránsito aduanero. Se estableció un protocolo para evitar el riesgo de contagio en las zonas rurales de la región.

En el marco del plan, se coordinó acciones con el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) y el Comité Veterinario Permanente del Conosur (CVP) para 575 millones de ciudadanos de 18 países. Las gestiones permitieron el IX Encuentro Empresarial Andino, en formato virtual, alcanzando intenciones de negocio por más de 4.2 millones de dólares.

También, 22 mil personas participaron en el programa de capacitación virtual “Pymes exportadoras frente al COVID-19”. Se cuenta con la ejecución de un estudio diagnóstico de las principales cadenas regionales de valor en los sectores primario, manufactura y servicios con potencial regional. Esa labor tiene el apoyo del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) del BID.

A eso se suma la construcción de una Agenda Digital Andina en cumplimiento al mandato de declaraciones presidenciales de 2019 y 2020 para una transformación digital en todas las actividades de la CAN. Se impulsó cuatro foros sobre inclusión económica de la mujer en la Comunidad Andina con la participación de más de 50 mil personas.

“Otra de las acciones realizadas durante la pandemia fue la implementación del proyecto de seguridad vial ‘Por las vidas de la CAN’, con apoyo de la Agencia Presidencial de Cooperación de Colombia, el cual mediante conferencias técnicas capacitó a más de 9.500 personas y el desarrollo del programa ‘practiCAN’, con el que abrimos nuevamente las puertas de nuestro organismo a las nuevas generaciones”, dijo el secretario General de la Comunidad Andina (CAN), Jorge Hernando Pedraza.

“Nuestra estrategia contempla acciones postcoronavirus que ya venimos implementando”, indicó.