El canciller Rogelio Mayta aseguró este jueves que con la suscripción del convenio con China para la provisión de los inmunizantes Sinopharm, “Bolivia es una vez más priorizada por los países productores de vacunas” para la lucha efectiva contra el COVID-19.

Más temprano, El presidente Luis Arce anunció que Bolivia contará con 500 mil vacunas Sinopharm contra el COVID-19 antes de fin de mes para el inicio de la vacunación masiva y gratuita, como resultado de las buenas relaciones bilaterales con el Gobierno de China.

“El lote incluye 400 mil dosis adquiridas y una donación de 100 mil dosis de la firma #Sinopharm. #Bolivia es una vez más priorizada por los países productores de vacunas para adquirir una respuesta estructural al #Covid19 (sic)”, escribió el jefe de la diplomacia boliviana en su cuenta de Twitter.

Mayta sostuvo que el convenio con China se debe gracias al alto nivel de relacionamiento diplomático de Bolivia con el mundo y la relación estratégica con ese país.

“Agradecemos al gobierno chino con el que trabajamos día y noche para lograr la suscripción de este beneficioso contrato en tiempo récord, que reasegura que nuestro pueblo tendrá las vacunas necesarias lo más pronto posible”, destacó en otro tweet.

El Canciller resaltó que esas vacunas se suman a 15,2 millones de dosis que Bolivia gestionó con Rusia, el mecanismo COVAX y el laboratorio SERUM.

La vacuna Sinopharm fue probada en más de 20 del mundo, contando con aprobación de manera ilimitada en tres países (China, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin), con pedidos de millones de dosis en Argentina, Brasil, Perú y otros países de la región.