Los ministros de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y de Bolivia, Rogelio Mayta Mayta, conversaron este jueves por teléfono sobre las relaciones económicas entre ambos países y la lucha conjunta contra el coronavirus, informó la Cancillería rusa.

Durante una conversación «amistosa» y «constructiva», ambos diplomáticos abordaron también el fortalecimiento del diálogo político y el aumento de la cooperación entre Rusia y Bolivia en la arena internacional, indica el comunicado oficial.

Los cancilleres de Rusia y Bolivia trataron los lazos económicos y comerciales entre los dos países, con énfasis en las vías para diversificar el intercambio comercial y llevar a cabo nuevos proyectos de inversiones en ámbitos energético, nuclear, minero y otros.

«Se hizo especial hincapié en la colaboración en la lucha contra el coronavirus», señala la nota.

Bolivia registró la vacuna rusa contra la covid Sputnik V a principios del enero pasado y a finales del mes recibió el primer lote del preparado para la inmunización de su población.

La conversación entre Lavrov y Mayta, realizada por iniciativa de la parte boliviana, se produce después de que las autoridades del país latinoamericano informaran de un retraso en el envío de una partida de segundas dosis de la vacuna rusa.

Así, el viceministro de Comercio Exterior de Bolivia, Benjamín Blanco, manifestó que 200.000 segundas dosis de Sputnik V tendrán un retraso de «algunos días» en su envío y espera que las mismas ya estén en Bolivia la próxima semana.

A su vez, el embajador ruso en el país, Mikhail Ledenev, explicó que el retraso se debe a algunas dificultades para producir la vacuna de forma masiva ante la variante Delta, pero que Bolivia es uno de los países priorizados.