Desde el Centro de Operaciones de Emergencia Municipal (COED), Carlos Hurtado, responsable del Equipo de Primera Respuesta Covid-19 de la Gobernación, dirigió unas emotivas palabras para homenajear al secretario de Salud, Oscar Urenda:

Se nos fue un gran cruceño, un ícono, el héroe de la Salud, el Dr. Óscar Javier Urenda Aguilera o como muchos lo llamaron en su despedida, el maestro, el amigo, el guerrero, el héroe, nuestro secretario. Osquitar, ese hermano querido y amado por todos nosotros.

Juntos, todas las instituciones del COED, honramos con respeto la memoria del Dr. Oscar Urenda, por dar su vida por nuestra Santa Cruz y dejarnos esa enseñanza de evitar el dolor al prójimo, por encima de todo.

El Dr.Urenda estuvo codo a codo con los médicos de primera línea y primera respuesta, enfermeras, trabajadores de salud, siempre dando el todo por todos.

El legado que nos deja fue el de la vocación de servicio, aquella que vivimos cada jornada, en la intimidad de la lucha, cuando llegaba la noche y, los ánimos bajaban, no se doblegaba nos motivaba a no aflojar, a no alejarnos del norte.
Nos pedía que no dejemos de brindar de forma transparente la información sobre la Pandemia en el Reporte Diario, que cada cruceño sienta propia esta lucha, motivando nuestros corazones a salvar vidas, a mantener a nuestra población alerta para ganarle al nuevo coronavirus.

Es por eso que hoy con humildad y la sencillez que le caracterizaba al Dr. Urenda, le pedimos a la Población apropiarse de su mensaje que nos dio:

“Me debo a Santa Cruz, tengo que trabajar por esta tierra que nunca vivió una situación tan crítica como ahora. El Gobernador, hace 10 años, me dio la oportunidad de ser secretario de Salud, no sería justo abandonarlo”.

“Santa Cruz y Bolivia merecen el esfuerzo de todos, vamos a salir adelante. No pierdan la esperanza, esto va a pasar. Va a ser duro, es una guerra que tendrá muchas bajas y en la que la sufriremos, pero como toda guerra en un momento se acabará. Volveremos a tener esperanza en el mundo, a estar juntos y a vivir una nueva vida normal. Haremos historia”.

Siempre recordaremos tu sacrificio, gracias Dr. Urenda.