Las autoridades chilenas informaron este sábado de la detección de más de 5.000 nuevos contagios de covid-19 por segundo día consecutivo, la cifra más alta desde la etapa más dura de la pandemia en junio de 2020, donde las personas infectadas rozaron las 7.000 diarias.

Con una tasa de positividad a nivel nacional del 8,4 %, el país austral registra desde noviembre pasado un alza sostenida de casos, lo que obligó a decretar cuarentenas totales en grandes ciudades del sur del país así como a casi el 50 % de la Región Metropolitana durante los fines de semana (cerca de 3,5 millones de personas).

A fecha de hoy, 233 comunas de un total de 346 se encuentran en cuarentena, medida que afecta a más del 75 % de la población.

En las últimas 24 horas, de acuerdo al reporte diario de las autoridades, 80 personas fallecieron producto de la covid-19, alcanzado un total de 21.008 decesos confirmados vinculados al coronavirus y más de 850.000 infectados desde el inicio de la pandemia hace poco más de un año.

Chile, que inició una masiva campaña de vacunación hace un mes tras la llegada de un voluminoso cargamento de dosis Sinovac, lidera el proceso de inoculación en Latinoamérica con más de 4 millones de personas vacunadas.