Científicos de Costa Rica desarrollan una prueba de saliva para detectar rápidamente la covid-19, lo que permitiría al país tener cierto grado de autonomía al contar con pruebas moleculares propias y hacer un rastreo epidemiológico del virus de forma masiva.

Una veintena de expertos de los estatales Universidad de Costa Rica (UCR), Instituto Tecnológico de Costa Rica y Universidad Nacional concluyeron el primer prototipo de las pruebas de saliva para el diagnóstico rápido del virus SARS-CoV-2 en pacientes sintomáticos y asintomáticos.

«Es rápido porque se desarrolla en una hora, tiene un costo bajo (de entre 15 y 20 dólares), no requiere de un equipo sofisticado para amplificar el material genético y eso pondría a Costa Rica en una situación ventajosa porque permitiría hacer un rastreo epidemiológico del virus y de manera masiva para poder controlar el contagio», afirmó en entrevista a Efe el coordinador del proyecto y profesor de la Escuela de Biología de la UCR, Andrés Gatica.

La prueba RT-LAMP llamada en el país ticovid-19, haciendo referencia la palabra «tico» como le dicen popularmente a los costarricense, es complementaria a la PCR-RT, reduce el riesgo de contagio de personal sanitario porque puede ser autorecolectada y no requiere de un medio de transporte especial.

El investigador de la Facultad de Farmacia de la UCR, Alejandro Bolívar explicó que la muestra de saliva se recolecta en un envase, se calienta a 95 grados para amplificar posibles trazas del virus y, así, se obtiene el resultado sin necesidad de laboratorios de biología molecular u otros equipos especializados, como los que se requieren con las actuales pruebas de tipo PCR.

Además, este resultado se manifiesta con un cambio de color en la muestra: amarillo en caso de que sea positivo y rojo si la prueba da negativo, dependiendo del indicador de pH utilizado por los científicos.

ETAPA DE VERIFICACIÓN

El proyecto actualmente se encuentra en una fase de verificación a nivel in vitro y con genes sintéticos, para posteriormente ser probado en pacientes para medir su nivel de eficacia, para lo cual se necesitan permisos del Comité de Ética Científica.

«Con las pruebas que hemos realizado in vitro tenemos una especificidad del 94 % y una sensibilidad del 100 %, cifras bastante positivas, muy comparables a la PCR en tiempo real y muy superior a la prueba de antígenos que detecta las proteínas y los anticuerpos si una persona se enfermó y desarrolló las defensas», explicó Gatica.

La prueba de saliva a nivel internacional ha sido aprobada en otros países como Estados Unidos, Francia, Inglaterra, que tienen desarrollos locales. La Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado algunos test de saliva para la detección del SARS-CoV-2.

Costa Rica trabaja de manera conjunta con países de la región como El Salvador, Guatemala y República Dominicana, con el objetivo de fortalecer las capacidades técnicas y científicas en el área de la salud para poder implementar la prueba.

«Ellos (los países) tienen una ventaja que nosotros no tenemos, ellos ya pueden trabajar con muestras de saliva de pacientes, nosotros todavía no tenemos los permisos (…) La región no tiene la misma capacidad de equipamiento y recurso humano y la idea es poder intercambiar esas experiencias y llevarlas a cabo», dijo Gatica.

Hasta el lunes, Costa Rica, país de 5 millones de habitantes, contabilizaba 190.745 casos de covid-19 a lo largo de la pandemia, de los cuales han fallecido 2.558 personas, para una tasa de letalidad del 1,3 %.