La Confederación de Choferes de Bolivia rompió este lunes por la noche el diálogo sobre el pago de créditos bancarios instalado con el ministro de Economía y Finanzas, Marcelo Montenegro, quien llamó a la reflexión a ese sector que ratificó el paro de actividades de 48 horas previsto para este martes y miércoles.

En declaraciones a la prensa, Montenegro sostuvo que en el diálogo las autoridades del Ministerio de Economía plantearon al sector del autotransporte que “se sume” al acuerdo suscrito por sus similares de varias regiones del país.

El pasado miércoles, el Ministerio de Economía, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) y 10 sectores agremiados del transporte consensuaron y suscribieron un acuerdo que establece un periodo de gracia de seis meses, sin el pago de interés ni capital.

“Los compañeros (choferes) han salido rompiendo el diálogo, ya les he planteado el acuerdo y ellos han rechazado porque consideran que no es bueno para ellos, cuando les hemos explicado que da beneficios a los prestatarios que difirieron sus créditos”, señaló.

En ese marco, instó a ese sector que reflexione y se adhiera al acuerdo consensuado a favor de los prestatarios. “No es necesario hacer nuevos acuerdos ni adendas simplemente suscribir este acuerdo”, dijo.

Precisó que el artículo 18 de la normativa de Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) establece que los prestatarios podrán negociar la tasa de interés hacia la baja.

“Nosotros les hemos explicado a los compañeros que ya está establecida la posibilidad de una reducción de la tasa de interés y que no es necesario cambiar este acuerdo”, agregó.

Al respecto, el dirigente de los choferes, Ismael Fernández, ratificó el paro de transporte con bloqueo de carreteras y ciudades, por la “tozudez” del Ministro de Economía.

“Reiteramos que la medida de presión está dada y ojalá recapaciten las autoridades porque mañana (martes) vamos a estar en las calles, seguramente ahí esperemos que haya voluntad de otra autoridad que entienda a su pueblo”, señaló.

Esta jornada, los transportistas de Santa Cruz y Cochabamba decidieron no participar de la medida de presión en demanda de un nuevo diferimiento del pago de créditos, al igual que los gremiales que sostuvieron una reunión con las autoridades del Ministerio de Economía, quienes explicaron los beneficios del acuerdo suscrito.