Patricia Llanos (PL) es geógrafa, investigadora en construcción, tiene una maestría en SIG y teledetección, otra maestría en geografía en la Sorbona y es candidata a Doctorado en la Universidad de Jaén. Encontré un comentario suyo en el twitter sobre Ixiamas, un lugar que ella investiga desde hace 10 años. Mi curiosidad por el tema generó un diálogo que deseo compartir. Es un caso patético para comprender lo que se vive fuera de las capitales, los caminos principales y de las zonas de confort.

Ixiamas, ficha técnica. Ixiamas, municipio capital de la provincia Abel Iturralde del departamento de La Paz. Se encuentra ubicado al norte del departamento, en la región denominada norte amazónico tropical. El municipio tiene una superficie de 36.750 km², altura media de 274 msnm, y cuenta con una población de 9.362 habitantes según el Censo INE 2012, y un crecimiento extraordinario que llama la atención al año 2020, de 17.570 habitantes.

PL. En épocas normales llegar allí es duro. Ixiamas es una periferia que no se puede vincular por medios físicos, no hay un buen camino, ¿y la integración digital mediante el satélite TK? NADA, solo antenas parabólicas para ver canales extranjeros.

CH. La desvertebración es una de las realidades más complicadas para lograr desarrollo… A eso llamamos «presión migratoria», cansamos a la gente hasta que termina yéndose de donde vive. Vos conocés los temas territoriales… son inexorables cuando no se los respeta por eso la búsqueda de ciudades intermedias…

PL. O aislamos tanto a la gente, como en el caso de Ixiamas y poblaciones aledañas, que incluso van en el camino de perder la identidad nacional. Son regiones desvinculadas de la realidad que nosotros conocemos.
El concepto de ciudades intermedias es interesante, pero Ixiamas no ingresa en esa categoría, es una periferia; desde el 2012 que estoy haciendo investigación allá y no ha cambiado nada, no hay vinculación física ni digital. Abandono total.

CH. ¡Cual es el sentido de tu investigación?

PL. Pensamos que la inclusión de las Nuevas Tecnologías de Información y Comunicación (TIC): uso del celular o internet podía ser el nexo para conectar una región en el espacio virtual, dejando de lado los desplazamientos físicos que hasta hoy son una limitante de integración. Teníamos la ida que el satélite de telecomunicaciones Tupac Katari (puesto en órbita el 2013) podría ser la pieza que faltaba para articular y vincular todo el territorio nacional, por lo menos en el ciberespacio, pero la situación no ha cambiado desde entonces, sigue siendo un margen aislado y desconectado de la realidad nacional.

CH. Todavía no comprendemos el valor del territorio y las personas que viven en él… 256 municipios de los 341 que tenemos, no cuentan con hospital de 2do nivel…. a eso hay que sumarle todos los trámites para los que deben venir a las ciudades a hacer filas inhumanas. Todos los territorios tienen su orquídea… y si hay personas viviendo en un lugar, hay que analizarlo desde la cohesión social y territorial, cultura, identidad… ¿por qué vive la gente ahí?

PL. Cierto, tiene que haber algún atractivo para los asentamientos (legales /ilegales). La mayoría se ha dedicado al negocio de la madera (licito/ilícito), además de ser la arcadia prometida, justifica los asentamientos de menonitas y rusos. En el caso de la población vecina El Tigre, potosinos reubicados y abandonados a su suerte que apenas sobreviven con agricultura familiar.

CH. ¿..y los pobladores locales…?

PL. Algunos han tenido que sobrevivir integrándose a negocios madereros o sobrevivir con lo poco que producen. La mayoría colonizadores (interculturales), la madera un negocio poco dimensionado, pero muy rentable, especialmente para Perú, que por lo menos mueve la economía allá.

CH. Me contaban en Riberalta que los casos graves de salud de la provincia Iturralde, son recibidos en su hospital. En el imaginario colectivo… ¿qué es Cobija?… ¿qué es La Paz? ¿Dónde está su referencia geográfica con el mundo?

PL. Cobija y Riberalta demasiado lejanos para conectarse con Ixiamas. El centro mayor más cercano es Rurrenabaque, y aun así es un calvario por vía terrestre que se corta (como ahora) en época de lluvia. La Paz, un imaginario muy lejano, casi no se sienten parte del departamento. Por eso la identidad paceña allá es desconocida, la boliviana apenas sobrevive.

CH. ¿Cómo se explica la migración tan acelerada en la zona?

PL. Una migración que se ha frenado. En Ixiamas está y estará todavía muy de moda la explotación de la madera, por todas las razones explicadas de la región de ser una periferia de difícil acceso, paradójicamente no son los bolivianos los que se benefician mayoritariamente de la sobre explotación de la madera, a más de unos cuantos aserraderos que existen en la población. El mayor rédito y volumen de madera es manejado por extranjeros que entran clandestinamente y se llevan, vía Perú, este recurso, aun así, ese proceso es el que mueve en gran parte la economía de la región.

Para tener una idea de por qué la región tan extensa es poco poblada, podemos recordar el ofrecimiento público verbal del entonces ex vicepresidente García Linera de: “dotar tierras gratis a los que vaya habitar la región”, una oferta poco atractiva por la travesía tortuosa que representa llegar al lugar.

Como anécdota, desde la primera vez que llegué a la región en el año 2012 el tramo San Buenaventura a Ixiamas es un camino de tierra con un poco de ripio en algunos tramos, esto debido a que un alcalde se robó el cemento asfáltico y hasta ahora no se puede asfaltar esta ruta para integrar las dos más importantes poblaciones en el Norte de La Paz. Ahí está la nota de prensa.

CH. Gracias Patricia por acercarnos a la realidad de Ixiamas… hoy día, todos hemos aprendido algo más de Bolivia.

 

Por: Carlos Hugo Molina. (Las fotos son de Patricia)