El médico especialista Luis Kushner recomendó mantener la lactancia aunque la madre tenga COVID-19, puesto que la leche materna proporciona los nutrientes que el recién nacido necesita durante los primeros meses de vida.

“En la leche materna no se ha detectado el virus, un bebé puede mamar después del parto sin ningún problema, pero si la mamá es positiva tiene que usar un barbijo N95, ese es el barbijo que utilizamos los médicos cuando estamos en contacto con pacientes COVID-19”, dijo.

Kushner, experto en ginecología, obstetricia y reproducción humana, participó esta jornada en la FEXPO SALUD de la Feicobol, donde el Ministerio de Salud ofrece webinars, seminarios y teleconsultas en línea con destacados médicos especialistas del país.

Entre las recomendaciones generales para las madres que dan de lactar están: la higiene de manos y el uso de guantes y una mascarilla facial o barbijo en todo momento durante la lactancia materna.

“Tiene que usar el barbijo N95, tiene que poner a su wawita en el pecho y después de la lactancia, obviamente, tiene que hacer un aseo del pezón, hay antisépticos especiales para el pezón. Luego hay que tener al bebé siempre a dos metros de distancia”, agregó Kushner.

La leche materna contiene anticuerpos (defensas) que protegen al recién nacido frente a enfermedades infecciosas y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta la fecha no se ha detectado el virus activo en la leche de ninguna madre con sospecha o confirmación de COVID-19.