El presidente Luis Arce y los alcaldes del eje central del país acordaron este miércoles aunar sus esfuerzos para ejecutar acciones compartidas para llevar adelante los testeos masivos y preparar la logística necesaria para el operativo de vacunación contra el COVID-19.

«El Gobierno nacional pondrá las vacunas, va a también otorgar las pruebas diagnósticas y el gobierno municipal, con toda su organización, va a trabajar para llevar adelante el proceso de toma de muestras de diagnósticos y también apoyar el proceso de vacunación», informó el vocero presidencial Jorge Richter.

Los municipios de Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, los más poblados del país, son los más afectados por el COVID-19 y esta jornada sus representantes expusieron al Jefe de Estado y a autoridades del Ministerio de Salud las preocupaciones y propuestas que tienen para enfrentar la segunda oleada de contagios.

«Se han encontrado puntos de coincidencias (…) y hemos tomado la determinación de aunar esfuerzos, de trabajar complementariamente», resaltó Richter en una conferencia de prensa en la que estuvo acompañado de la alcaldesa de Santa Cruz, Angélica Sosa.

Sosa destacó, por su parte, el consenso de «trabajar entre todos» para frenar la propagación del virus con los test masivos para la detección, aislamiento y tratamiento, en etapas tempranas, de las personas con COVID-19.

Los gobiernos municipales concentrarán sus esfuerzos en la contención y prevención de los contagios, y en reforzar los centros de aislamiento, establecimientos sanitarios y al personal médico con el apoyo del Ministerio de Salud.

«Vamos a hacer un ejército, nos vamos a organizar en todas nuestras redes de salud», aseguró Sosa.