La viceministra de Seguros de Salud y Gestión del Sistema Único de Salud, Alejandra Hidalgo, informó que las pruebas de antígeno nasal para detectar el COVID-19 también beneficiarán a las mujeres gestantes y pacientes que requieran cirugías.

Esos test son capaces de detectar en 15 minutos si una personas está o no infectada sin necesidad de llevar la muestra a un laboratorio. Fueron adquiridos por el Gobierno para la identificación temprana de los casos de contagio y mitigar la propagación del coronavirus.

«También se va a utilizar en los hospitales de segundo y tercer nivel, para aquellos pacientes que requieran alguna otra atención, por ejemplo una mujer embarazada que requiera una cesárea y necesiten una prueba diagnóstica previa», dijo.

Bolivia se abastecerá en los siguientes días de 1,6 millones de pruebas de antígenos que serán distribuidas de manera progresiva a los departamentos y municipios del país.

«Esta prueba antígeno nasal tiene una sensibilidad del 92 por ciento en relación al PCR que tiene un sensibilidad del 95 por ciento ¿Cuál es la diferencia? Que esta prueba de antígeno nasal la puede realizar en un centro de salud de primer nivel sin requerir un equipo de mayor complejidad», destacó Hidalgo.