Con cuanta profundidad podés dejar salir lo que Sos, lo que pensás, lo que sentís.

¿Cuánto permiso te das para experimentar?

¿Cuánto permiso te das para descubrir – Te?

Dejar el personaje y conectar con la persona.

¿Cuán tu misma/ mismo podés ser?

¿Hay límites?, no los hay.

Los qué hay son los que están en tu mente, en tus miedos…

sí logras despojarte de todo aquello que inhibe tu propio ser auténtico….

podrás florecer.

Con tus aromas y colores….

¿Cuán nosotros mismos podemos llegar a ser?

Solo en el camino se descubre.

¿Cuán tu mismo fuiste hoy?

 

Con amor,

Sofí