El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, informó este miércoles que el número de familias damnificadas y afectadas en el país por las torrenciales lluvias e inundaciones subió de 13 mil a 15 mil en los últimos días.

“De estas 15 mil alrededor de 6 mil son los damnificados, aquellos que han tenido un impacto de forma directa. O han perdido su vivienda o su producción o se sienten en este momento afectados en su economía”, dijo a Unitel.

Calvimontes señaló que el norte amazónico del departamento de La Paz se constituye en este momento en uno de los lugares más críticos debido a los desbordes de ríos, derrumbes en carreteras, el colapso de viviendas, la destrucción de cultivos e inundaciones en zonas urbanas.

Los municipios de Guanay, Mapiri y Teoponte son los más afectados por las inundaciones en esa región del país. Más de un centenar de familias fueron reubicadas en campamentos o albergues, donde reciben alimentación, cobijo y en vituallas mientras se hace los trabajos de recuperación de su vivienda o su tierra.

Además de la ayuda humanitaria que traslada Defensa Civil a esos municipios, la Administradora Boliviana de Carreteras trabaja en la rehabilitación de caminos, el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras evalúa los daños en el sector agrícola y el Viceministerio de Vivienda inspecciona la afectación de las casas, detalló Calvimontes.