¿Desconfía de la vacuna contra COVID-19? La ciencia de las vacunas es la razón por la que ya no perdemos millones de vidas en el mundo a causa de la viruela, la poliomielitis y otras enfermedades virales.

Los virus son muy eficientes

A diferencia de las bacterias, que pueden eliminarse con antibióticos, los virus no están vivos en el sentido tradicional. No comen, crecen, excretan ni se reproducen por sí mismos.

Los virus son muy eficientes, con un poco de material genético, ADN o ARN, envuelto en una capa protectora de proteína, son capaces de producir infecciones.

Un virus infecta insertando sus genes en las células de una persona. La célula de esta persona hace un montón de copias del virus hasta que revienta, dejando salir a los nuevos virus que rápidamente se van a infectar a otras células e iniciar el mismo proceso.

Cuando el cuerpo humano detecta que ha sido infectado, el sistema inmunológico monta una defensa de múltiples frentes para neutralizar y eliminar el virus.

El  problema es que el cuerpo debe reconocer primero el virus para atacarlo y un virus puede haber ya invadido al cuerpo antes de que pueda montar una defensa exitosa.

La inmunidad, en otras palabras, la capacidad de detectar y destruir un virus antes de que la persona enferme, se puede adquirir mediante la exposición al virus a través de una infección o mediante la vacunación.

¿Desconfía de la vacuna?

No todas las vacunas contra la covid-19 son iguales. Tampoco utilizan las mismas tecnologías para combatir el coronavirus. Sin embargo, son muy eficientes para prevenir la enfermedad grave y la muerte.

Hay al menos cuatro mecanismos para tratar de proteger al organismo contra esta enfermedad:

Vacunas con Vector Viral

Oxford-AstraZeneca, Sputnik V, Cansino y Janssen.

Utilizan un virus diferente al SARS-CoV-2 y menos nocivo, que va disfrazado con proteínas del coronavirus, para generar una respuesta inmunitaria. Este tipo de vacuna no contiene material genético o muestras de coronavirus.

Vacunas con virus atenuado o desactivado

Sinovac, SinoPharm, Covaxin y la Vacuna de la Academia China de Ciencias Médicas.

Se inocula una versión completa del virus SARS-CoV-2 debilitado o desactivado. Como resultado, el cuerpo genera anticuerpos para combatirla.

Vacuna con subunidades de proteínas

Novavax y Sanofi.

Utilizan solo algunos componentes del virus para estimular una respuesta de las células inmunitarias. La ventaja de estas vacunas es que se pueden producir sin manipular virus vivos.

Vacuna con ARN Mensajero

BioNTech/Pfizer, Moderna y CureVac.

Se suministra parte del código genético del virus para que las células aprendan a producir una proteína propia del virus, o incluso una porción de ella, así desencadenar una respuesta inmune.

¿Desconfía de la vacuna contra COVID-19? Recibir la vacuna es un acto de prudencia y previsión. Así evitamos a contagiarnos y llegar a estar grave o morirnos. Confíemos en el proceso científico que produjeron las vacunas contra COVID-19.


Este consejo llega a usted gracias a Farmacorp, la cadena de farmacias más grande de Bolivia

Le puede interesar: 

Lea más contenido de salud y bienestar en: vea.global/farmacorp