Tres de las ocho personas que convocaron a una asamblea estudiantil en plena pandemia en una universidad boliviana fueron detenidas, luego de un impactante suceso que dejó seis muertos confirmados y cinco heridos, informó este miércoles la Fiscalía del país.

«Vamos a emitir la imputación formal por el delito de homicidio y lesiones graves y gravísimas, vamos a solicitar la detención preventiva» de esas personas, aseguró en una rueda de prensa el fiscal departamental de La Paz, Marco Antonio Cossío.

El funcionario indicó que los tres arrestados y los otros cinco que firman la convocatoria a una reunión de estudiantes en la Universidad Pública de El Alto (Upea) «ocupaban los cargos de ejecutivos del centro de estudiantes» de la facultad que acapara carreras del área financiera.

Cossío enfatizó de que «no se podía» realizar ese tipo de convocatorias ya que las clases en esa universidad eran telemáticas por la pandemia y no asistir a esa convocatoria estaba sujeto a sanciones «pecuniarias» hasta «físicas».

SILENCIO EN LA UNIVERSIDAD

Las investigaciones han tropezado con que las oficinas de las carreras como la de Contaduría «se han cerrado» por lo que inicialmente no se ha podido a acceder a información específica, aseguró en una comparecencia a los medios el comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera.

Inclusive uno de los principales dirigentes universitarios implicado en la convocatoria de la asamblea estudiantil es buscado por las autoridades mientras que se ha sabido de que se han dado instrucciones para que los funcionarios no se refieran públicamente al suceso, sostuvo el jefe policial.

Este martes once universitarios cayeron desde un cuarto piso, aproximadamente de unos diecisiete metros, tras la rotura de una baranda de un pabellón a causa de un tumulto y los forcejeos que debilitaron esa estructura que presentaba fallas.

Al menos seis de ellos fallecieron y otros cinco resultaron heridos de gravedad a pesar de que la Policía había indicado de que los muertos eran siete.

UNA PUGNA ENTRE FRENTES

Según la Policía, la asamblea de estudiantes convocada en un patio de la universidad no logró definir a nuevos dirigentes algo que provocó «una disputa entre dos frentes», que se trasladó al cuarto piso de uno de los pabellones donde estaban algunos líderes, mencionó Aguilera.

El centro de la investigación, según la Fiscalía y la Policía, está en establecer las razones por las que se convocó a dicha reunión en la que hubo presiones para conseguir la asistencia de estudiantes y hasta algunos docentes inmersos en esa intención.

El suceso que ha consternado al país ha merecido el pronunciamiento de varias entidades relacionadas con la educación, incluso el presidente del país, Luis Arce, ha expresado su solidaridad con los familiares de los muertos y heridos.

Incluso las principales organizaciones políticas que disputan las plazas municipales en la Alcaldía de El Alto como Jallalla de la expresidenta del Senado Eva Copa y el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) han decidido cancelar los cierres de campaña programados para esta jornada.