El aumento de contagios de la covid-19 detectados en niños en algunas ciudades bolivianas generó preocupación en las autoridades locales, dentro de la tercera ola que golpea al país desde el mes pasado.

Entre las tres regiones bolivianas más afectadas por la pandemia está La Paz, en cuya capital la Alcaldía anunció la habilitación de espacios específicos para menores en dos hospitales municipales que atienden la enfermedad, según un boletín de prensa difundido este sábado.

El ingreso de menores contagiados con la covid-19 «correspondería a hospitales de tercer nivel, sin embargo, nosotros tendríamos un espacio para niños que requieran internación en los dos hospitales covid, en Cotahuma y La Merced”, dijo la secretaria Municipal de Salud Integral y Deportes, Cecilia Vargas, citada en la nota.

Según Vargas, desde el 1 de junio a la fecha el municipio paceño registró 90 contagios en menores de nueve años y hay al menos otros 200 casos de niños y adolescentes de entre 10 a 19 años.

También precisó que los pequeños que se encuentran «en estado de gravedad» son atendidos en los centros de salud dependientes del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz, como el Hospital del Niño

La Alcaldía paceña está en alerta por los casos graves de niños que padecen la enfermedad, agregó la funcionaria.

Los hospitales municipales La Portada y Cotahuma son “centinelas” y exclusivos en la atención de casos de la covid-19 y ambos cuentan con unidades de terapia intensiva, según la nota.

La capacidad de internación en ambos centros de salud está al 90 %, indicó Vargas.

El alcalde de La Paz, Iván Arias, informó en la víspera que en el Hospital la Merced, situado en la zona del mismo nombre, se habilitará próximamente una sala exclusiva para internaciones de pacientes con covid-19.

El boletín del municipio paceño recuerda también que la central Cochabamba es la región boliviana con la mayor cantidad de menores con covid-19, con 700 casos reportados en lo que va de año y un récord diario de 55 niños el pasado 11 de junio.

Recientes reportes de prensa señalan que los casos de menores contagiados en Cochabamba superaron esta semana el millar acumulado en lo que va de año.

El responsable de Vigilancia Epidemiológica del Sedes de Cochabamba, Rubén Castillo, precisó este sábado que de los 478 nuevos casos reportados el viernes, 24 son niños, ocho de ellos menores de 5 años y 16 de entre 6 a 13 años.

Con cerca de once millones y medio de habitantes, Bolivia acumula un total de 16.009 muertes y 419.313 contagios de la enfermedad desde marzo de 2020.

La tercera ola de la pandemia que azota al país desde principios de mayo ha dejado jornadas con más de 3.000 casos y más de un centenar de muertos, convirtiéndose en la más fuerte hasta ahora.