El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos, informó que el secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, que dio positivo por segunda vez a la prueba de COVID-19, presenta un cuadro sintomático de esta enfermedad y, por lo tanto, se encuentran internado en un centro de salud.

«Aún está con fiebre, tos, dolor de cabeza, malestar general y además un cuadro sindrómico respiratorio agudo bronquial. Si bien no presenta gravedad, se encuentra delicado y nos preocupa muchísimo su situación, por lo que estamos haciendo un seguimiento permanente», destacó la autoridad en salud.

Agregó que se espera que la situación del responsable departamental de Salud no pase a mayores y que, en los próximos días, se lo tenga nuevamente coordinando, de manera virtual, las tareas del Sedes en la región cruceña.

«Su situación nos muestra lo infalible que es el COVID-19, y por ello no podemos continuar con la despreocupación y relajamiento que vemos en las personas», dijo Ríos.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui, dijo que lo ocurrido con Urenda, únicamente ocurre en ciertos porcentajes de la población y, por eso, es objeto de estudio de la comunidad científica.

«Ni Italia, Francia o Alemania, que son los países que están estudiando los casos en los cuales hay una reinfección (por COVID-19), puede ser que exista una sobreinfección que es cuando primero se tiene una patología viral y luego se tiene una sobreinfección bacteriana. Entonces no sabemos que si enfermamos con COVID-19 podemos enfermar nuevamente, esto porque el virus tiene una capacidad de mutación que no permite que lo estudien de una manera completa», dijo Anzoategui.

Finalmente, dijo que se tiene que estudiar el caso del doctor Urenda, para así poder llegar a una conclusión definitiva.

Fuente: ABO