La guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) presuntamente apoyó a políticos en Ecuador y tenía planes para desarrollar acciones en diferentes países de América Latina, según documentos decomisados a un jefe de ese grupo abatido el año pasado y revelados por los servicios de inteligencia a la revista Semana.

La información estaba en computadores que manejaba Andrés Vanegas Londoño, alias «Uriel», un mediático jefe de un frente del ELN en el departamento del Chocó (oeste) y quien cayó en una operación militar en la localidad de Nóvita en octubre del año pasado.

Según Semana, entre los documentos hallados en los computadores decomisados a «Uriel» hay una carpeta con archivos de sus comunicaciones que demuestran el interés del ELN en la campaña presidencial de Ecuador, cuyas elecciones se celebrarán el próximo 7 de febrero.

En sus informes al mando del ELN, alias «Uriel» da cuenta de un millonario «aporte préstamo» económico a por lo menos una campaña en Ecuador.

Según la revista, en un mensaje dirigido a «Felipe» y «Guillermo», contactos del ELN en ese país, el jefe guerrillero les escribe: «Quisiera me contaran del capital entregado al binomio para el señor de la mariposa del sur MS, después de la cumbre mundial de Internacional Progresista».

«Los comuneros nos informaron de una inversión de 80.000 dólares entregados a ustedes en Barbacoas (población del departamento fronterizo de Nariño); ellos saben que es para iniciar la idea de negocio con los aliados y que nuestro éxito depende de apoyar la esperanza», agrega.

EL CANDIDATO

Según los servicios de inteligencia, en esos mensajes «Uriel» supuestamente habla de la campaña de Andrés Arauz Galarza, de izquierdas, y candidato presidencial en Ecuador por la plataforma UNES (Unión por la Esperanza).

Arauz, que fue ministro en el Gobierno de Rafael Correa, es considerado pieza clave del expresidente para tratar de volver al poder.

En otro de los documentos encriptados a los que la inteligencia colombiana ha logrado acceder dice: «Te informo que ya tuvimos contacto con el emisario del candidato de MS, se aprovechó la reunión de la (IP) en febrero».

Según la publicación, las letras MS al parecer hacen referencia al logo de UNES, que es una mariposa de varios colores, y la IP es la Internacional Progresista.

«Le comento que los camaradas de los comuneros confirmaron los detalles de la relación y participación con el MS, alianzas que se afianzaron durante nuestra participación en la Mesa de 2017, espacio que sirvió para mantener y afianzar nuestra estrategia de reconocimiento, que en su momento se esperaba fortalecer con nuestro amigo del Cinturón, pero que dio un viraje que mantendrá la línea según lo acordado», añade una de las comunicaciones.

Para las autoridades colombianas, según Semana, el «amigo del Cinturón» del que habla «Uriel» supuestamente es el expresidente Correa, quien estaba en el poder cuando se iniciaron los diálogos de paz del Gobierno colombiano con el ELN en Quito en febrero de 2017, trasladados al año siguiente a Cuba y actualmente suspendidos.

TELENOVELA REPETIDA, DICE CORREA

Sobre el tema, el expresidente Correa dijo a Semana que todo es una «patraña más», que lo que se pretende es atajar el triunfo de Arauz y que jamás habló con alias «Uriel».

«No sé quién es Uriel, no sé de qué me hablan. Cuando tenía claras opciones de ganar en Ecuador en 2006 sacaron que me financiaron las FARC… Es telenovela repetida, están desesperados porque van a ser derrotados el próximo 7 de febrero. Ya esperábamos una patraña así, no sabíamos por dónde iba a venir, pero sabíamos que iba a venir… Ya no saben qué decir ni qué hacer», dijo Correa.

OTRAS ACCIONES

Los numerosos archivos guardados por «Uriel» también dejan ver el interés del ELN de llevar a cabo acciones en Argentina y Chile, en donde supuestamente tiene enlaces.

Puntualmente, planteaba la posibilidad de secuestrar a un alto ejecutivo de una multinacional de alimentos en Argentina.

«Eso sí implica no solo una buena posibilidad económica, sino el impacto político», le informa «Uriel» al Comando Central (COCE), máximo órgano de esa guerrilla.

Por otro lado, en la carpeta de Venezuela aparece una conversación con un hombre identificado como «Natalio», a quien «Uriel» identifica como exfuncionario del Gobierno de Hugo Chávez.

Allí habla de la posibilidad de que el ELN haga inversiones en ese país y le da instrucciones precisas para encriptar las conversaciones.

El Gobierno colombiano sostiene que Venezuela protege a miembros del ELN y también de las disidencias de las FARC comandadas por alias «Iván Márquez» y alias «Jesús Santrich».

Las conversaciones también hablan de contactos del ELN en Brasil, Honduras, Guatemala y otros países latinoamericanos con el objetivo de reclutar jóvenes para la «lucha revolucionaria».