El Salvador comenzó este miércoles la vacunación contra la covid-19 dando prioridad a los trabajadores de la salud, como parte de un proceso de inmunización del Gobierno propiciado por la llegada del primer cargamento de 20.000 dosis de la farmacéutica AstraZeneca.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, señaló que «los trabajadores de la salud son los que más están en riesgo, y por eso es que se priorizan».

«Son (los sanitarios) los que tienen que batallar día a día con el virus, y por ende deben ser los primeros, y creo que nadie debe de estar en contra ello, todos debemos de reconocerlo. Ellos son los que están batallando con el virus todos los días y luchan por salvar la vida de las personas y, pues, tenemos que priorizarlos a ellos», dijo en una conferencia de prensa el mandatario.

Bukele señaló que el primer lote de vacunas fueron adquiridas «100 por ciento por el Gobierno de El Salvador» y subrayó que «no son las que serán proporcionadas por el sistema Covax» de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Estamos contentos porque una vez que se ha iniciado la vacunación, ya la vacunación no para, hoy se vacuna gente, mañana se vacuna gente. Están listos los camiones para ir a oriente, a occidente, al norte, a la costa, están listas las lanchas para ir a las islas y los helicópteros para llegar rápido a la zonas que quedan más retiradas», apuntó.

El mandatario señaló que «luego de la llegada de estas 20.000 dosis, vendrá un segundo pliego de 90.000 vacunas proveniente de la India y también de (la farmacéutica) AstraZeneca», después, indicó, «llegará una entrega grande de 400.000 vacunas en la tercera semana de marzo».

«Ahora viene esta etapa (de vacunación) que es como una luz de que vamos a salir de esta pandemia (…) Dios quiera que pronto, en unos meses, podamos ver la pandemia como una parte triste de nuestra historia, de la historia del mundo, pero que ya quedó atrás», añadió el presidente.

UNA ENFERMERA, LA PRIMERA EN SER VACUNADA

Mirna Moreno, una enfermera del Hospital Nacional General «Dr. Juan José Fernández», conocido como Zacamil, fue la primera persona en ser vacunada contra la covid-19 en El Salvador.

«Me siento elogiada de que me favorecieran con la vacunación», dijo a la prensa la trabajadora de la salud, quien también señaló que sufrió la enfermedad y perdió a su padre a causa de esta.

El ministro de Salud, Francisco Alabi, fue el encargo de aplicar la dosis a Moreno, en un evento que se llevó a cabo en la Unidad Médica Atlacatl, en San Salvador, del Instituto Salvadoreño del Seguro Social.

En esta actividad también fueron vacunados Natalia Santos, médico general en el Hospital Zacamil, y José Francisco Carranza, destacado en el área de laboratorio clínico en el referido nosocomio.

La aplicación de la primera dosis fue supervisada por el presidente Bukele, quien aseguró que él será el último el aplicarse la dosis.

LA VACUNA SINÓNIMO DE ESPERANZA

El mandatario salvadoreño señaló que la vacuna «es como la luz al final del túnel» y señaló que «pondremos todo nuestros esfuerzos para lograr una inmunidad de rebaño, la cual es muy difícil, según dicen los expertos».

«Este es un día lleno de esperanza para nuestro país (…) quiero agradecer al primer ministro de la India (Narendra Modi), porque gracias a sus gestiones pudimos agilizar el proceso para recibir las primeras vacunas, es una carrera para poder tener acceso a ellas», expresó el mandatario.

Añadió que «el hecho que hayamos recibo primero las vacunas de nuestra compra con AstraZeneca es bueno porque nos prepara más para cuando recibamos la vacuna del programa Covax y nos prepara también más para cuando venga una mayor cantidad de vacunas».

El Salvador registra oficialmente 58.023 personas contagiadas, de las que 52.688 se han recuperado y 1.767 fallecieron.

El primer lote de vacunas es parte de las 2 millones de dosis que figuran en un acuerdo alcanzado por el Gobierno de Bukele y el cual fue anunciado el 24 de noviembre de 2020.

POLÉMICA POR LAS VACUNAS

El diputado opositor salvadoreño René Portillo Cuadra dijo este miércoles que pedirá al Ministerio de Salud (Minsal) y a la Presidencia aclarar el origen del primer lote de vacunas contra la covid-19 que recibió el país para descartar que estas son las donadas por el sistema Covax de la OMS.

«Voy a pedir al Minsal y a Casa Presidencial (Capres) que demuestre con documentos la compra que se ha hecho, porque las noticias a nivel internacional lo que afirman es que este es un lote de donación para El Salvador», sostuvo en declaraciones a periodistas.

Añadió que «vamos a investigar exhaustivamente si esto se trata de una donación o de una compra» y «lo que no se vale es estarle ocultando al pueblo salvadoreño información».

Recordó que la Asamblea Legislativa aprobó 50 millones de dólares para la compra de las vacunas.