La caída de lluvias en los últimos días en el Chapare cochabambino, hizo que el embalse Corani alcance su máxima capacidad de almacenamiento de 144 millones de metros cúbicos (m3) de agua. Este hecho, garantiza que este año ENDE Corani genere energía suficiente para el país a través de las centrales hidroeléctricas.

Las centrales hidroeléctricas generadoras de energía son Corani, Santa Isabel, San José 1 y 2, con lo que se reforzará la seguridad eléctrica del Sistema Interconectado Nacional (SIN), de acuerdo con un boletín institucional.

“El embalse Corani es el de mayor superficie de almacenamiento en toda Bolivia, por lo que tenerlo lleno a esta altura del año nos permitirá cumplir con la potencia de generación de energía que establezca el Comité Nacional de Despacho de Carga (CNDC), y satisfacer la demanda de energía eléctrica de todo el país, incluso si en adelante existieran otras variables en los afluentes que alimentan a nuestras centrales”, dijo el gerente General de ENDE Corani, Gerardo Borda.

Actualmente, las centrales hidroeléctricas ubicadas en la cuenca del río Paracti, en Cochabamba, inyectan al Sistema Interconectado Nacional una potencia instalada de 279 megavatios (MW) a través de 14 unidades generadoras.

“Realizamos diversos estudios hidrometeorológicos para estimar el comportamiento de la lluvia de acuerdo al ciclo hidrológico. Desde enero, comenzamos a turbinar más agua para generar más energía y ahora que la temporada de lluvia está por concluir tenemos la satisfacción de contar con un embalse completamente lleno”, resaltó Borda.

El ocasional y llamativo paisaje hizo que algunas personas se dieran cita alrededor del embalse Corani, para tomarse fotografías, por lo que se recomienda a quienes decidan visitar el lugar, tener precaución y tomar en cuenta la señalética, a fin de evitar cualquier mínimo incidente.