La tasa de personas que se recuperaron del COVID-19 se elevó al 68 por ciento, según los datos de la Dirección Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud.

En las primeras semanas de agosto el país contaba con una tasa de recuperación del 36 por ciento, pero al 12 de septiembre se verificó un cambio sustancial hasta llegar al 66 por ciento, muy cerca de la media mundial.

El incremento en los índices de recuperación se debe a las 82,796 personas registradas como recuperadas hasta el 12 de septiembre último.

Bolivia superó la barrera de los 130.000 casos positivos, de los que unos 34.000 son activos, mientras que los pacientes recuperados bordean los 90.000, según datos oficiales

El Ministerio de Salud recomendó a la población a cumplir las normas de bioseguridad para evitar una segunda ola de casos de coronavirus, en momentos en que el país registra una reducción en el reporte diario de personas infectadas con el virus.