La encuesta mundial de la World Lupus Federation para personas con lupus descubre que la mitad de los encuestados han experimentado un descenso en el acceso a los cuidados de la salud durante la pandemia de la COVID-19

Más de la tercera parte de los encuestados que viven con lupus no han conseguido acceso a una vacuna de la COVID-19 antes que la población general

En una nueva encuesta realizada a nivel mundial, más de 6.100 personas que padecen lupus de más de 85 países compartieron sus experiencias recientes de la pandemia de la COVID-19 y sus puntos de vista sobre las vacunas COVID-19. La mitad (50%) de los participantes de la encuesta informaron acerca de un acceso menor, al menos un aspecto de la atención médica relacionada con el lupus durante los últimos tres meses, incluido un menor acceso a su médico/ reumatólogo especializado en lupus (36%), pruebas médicas (29%), infusiones para el tratamiento del lupus (24%) y medicamentos para el lupus (17%).

La encuesta internacional realizada por medio de la World Lupus Federation describe además cómo las personas que viven con lupus se han visto afectadas de manera única durante la pandemia de la COVID-19. La encuesta también encontró que el 10% de los encuestados se han infectado por COVID-19, muy por encima del promedio mundial de casos confirmados. Además, los encuestados que informaron un acceso reducido a la atención médica relacionada con el lupus también tenían más probabilidades de haber informado una complicación de salud relacionada con el lupus, incluidos los brotes de lupus y las hospitalizaciones relacionadas con el lupus.

«Las personas con lupus en todo el mundo continúan experimentando obstáculos importantes y, como resultado, graves consecuencias negativas para la salud debido a la pandemia de COVID-19. Hay muchas causas para los desafíos en el acceso a la atención y los tratamientos, incluida la aprensión de ir a las citas médicas por temor al riesgo de infección por COVID-19», explicó Paul Howard, consejero delegado de LUPUS UK. «El acceso a la atención especializada y los medicamentos de los que dependen es increíblemente importante para quienes viven con lupus. Sin él, las personas con lupus pueden enfrentar resultados de salud adversos e incluso requerir hospitalización».

Además de los problemas importantes con el acceso a la atención, la encuesta encontró desafíos únicos para las personas con lupus con respecto a las vacunas de la COVID-19. Más de un tercio de los encuestados (35%) no pudieron acceder a la vacuna antes que la población general en su área local, a pesar de que el lupus puede poner a las personas en mayor riesgo de infecciones o un sistema inmunológico debilitado debido a los efectos de los tratamientos inmunosupresor de lupus.

Tres cuartas partes de los encuestados (75%) informaron acerca de preocupaciones sobre la vacuna de la COVID-19, incluyendo los posibles efectos secundarios de la vacuna (68%) y la interacción de la vacuna con el lupus y/o medicamentos para el lupus (61%).

«Se recomienda encarecidamente que las personas con lupus reciban la vacuna COVID-19, pero hay consideraciones a tener en cuenta», explicó Karen H. Costenbader, MD, MPH, directora del Programa de Lupus del Brigham and Women’s Hospital en Massachusetts, Estados Unidos. Estados. «Las personas que viven con lupus deben discutir su plan de vacunación con su médico para averiguar cómo su régimen de tratamiento actual puede afectar las respuestas a la vacuna y decidir el mejor momento. Es otro paso adicional que las personas con lupus deben tomar durante este momento difícil, ya que todos esfuércese por ‘volver a la normalidad’ tanto como sea posible».

Haga click aquí si desea ver un resumen destacado y los resultados detallados de la encuesta, y únase a nosotros el 10 de mayo al tiempo que damos los pasos para hacer que el lupus sea visible en todo el mundo en el World Lupus Day.

Fuente: World Lupus Federation