El jefe de Estado llegó hasta Lauca Ñ para comunicar su renuncia. Habló junto a su vicepresidente y a la ministra de Salud, Gabriela Montaño; salvo algunos nombres, el resto de sus colaboradores dimitió

34 minutos y 41 segundos duró su mensaje. Evo Morales comunicó a las 16.51 de este domingo 10 de noviembre de 2019 que deja el cargo que desempeñó por 13 años, nueve meses y 19 días, pero también anunció que se quedará en el país, más precisamente en el Trópico de Cochabamba el bastión donde surgió su liderazgo como dirigente cocalero.

“Vamos a continuar junto al pueblo boliviano como lo hicimos hasta ahora (…) Vamos a seguir desde las bases, yo vuelvo a la zona del trópico de Cochabamba, ahora tendré más tiempo para compartir”, dijo el primer mandatario desde la zona de Lauca Ñ.

El también presidente de las seis federaciones de cocaleros del Chapare hizo responsables de lo que le pueda suceder a él o a Álvaro García Linera al representante cívico cruceño, Luis Fernando Camacho y al candidato presidencial Carlos Mesa, y denunció que se llegó a ofrecer 50.000 dólares por su entrega.

Publicada en El Deber