El presidente de la República Argentina, Alberto Fernández y el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, abordaron hoy la situación de ese país, «con especial referencia a algunos problemas como la gestión de la emergencia pandémica, la crisis económico-financiera y la lucha contra la pobreza».

La reunión con Parolin y con el secretario para las Relaciones con los Estados, Paul Richard Gallager, se produjo después de la que mantuvo con el papa Francisco, que duró 25 minutos.

En esas conversaciones con los superiores de la Secretaría de Estado se pusieron de manifiesto «las buenas relaciones bilaterales existentes y la intención de seguir desarrollando la colaboración en sectores de interés mutuo», comunicó el Vaticano.

Alberto Fernández, que está en Italia en la última etapa de una gira por varios países europeos para recabar apoyos para la renegociación de la deuda del país, se reunió en el estudio adyacente al aula Pablo VI y la audiencia duró mucho menos de los 45 minutos cuando se encontraron el año pasado.

En las imágenes del encuentro se ve al papa que le pregunta a Fernández «¿cómo le fue?» y después Francisco añade: «yo tengo mucho trabajo y muchas cosas».

El papa regaló a Fernández un mosaico que representa al hombre y a la mujer con una inscripción que dice: «Que el fruto de la tierra y del trabajo del hombre se convierta para nosotros en alimento de vida eterna», así como sus últimas encíclicas y exhortaciones y el mensaje de la Paz de este año.

Fernández, por su parte, regaló al papa varios presentes, entre ellos productos orgánicos de miel preparados por jóvenes recuperados de adicciones de la Villa 3, así como una medalla recordatoria de la Guerra de las Malvinas.

También figuraban una estola de la basílica de San José de Flores y una estatuilla del santo y así como una estampita de la Virgen de Lujan, una colección de la Divina Comedia traducida y un libro biográfico del músico Enrique Santos Discépolo.

El presidente Fernández acudió al Vaticano acompañado por la primera dama Fabiola Yañez, mientras integran la delegación oficial, además de Yañez, el canciller Felipe Solá; el ministro de Economía, Martín Guzmán; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Culto, Guillermo Oliveri; y el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.

Tras las reuniones, la delegación argentina pudo visitar los jardines vaticano y la Casina Pio IV, donde tiene su sede la Pontificia Academia de Ciencias (PAC) acompañados de su director el obispo argentino Marcelo Sánchez Sorond, quien mañana ha organizado el seminario «Dreaming a better restart» (Soñando un mejor reinicio), en la participarán la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, y el ministro argentino de Economía, Martín Guzmán.

El presidente argentino se reunirá hoy con el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, y con el presidente del Gobierno, Mario Draghi, para conseguir su apoyo en la renegociación de la deuda del país con el Club de París y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Fernández llegó el miércoles por la noche a Italia procedente de Francia tras haber visitado también Portugal y España, donde consiguió el apoyo de los Gobiernos de esos países.

El papa recibió hoy en una audiencia privada que duró 25 minutos al presidente de Argentina, Alberto Fernández, que se encuentra en Italia en la última etapa de una gira por varios países europeos para recabar apoyos para la renegociación de la deuda del país.