La directora general ejecutiva de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN), Hortensia Jiménez, y el director general ejecutivo del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), Plácido Condori, firmaron un convenio para el uso de la tecnología nuclear en el mejoramiento genético del área agropecuaria y para el control de plagas.

“En este día memorable, se unen los esfuerzos entre dos instituciones del Estado para desarrollar, de manera conjunta, trabajos en el área agropecuaria y llevar a Bolivia a lo alto en el campo científico y tecnológico, y que permita a nuestros productores incrementar la productividad y ampliar los horizontes de exportación de productos bolivianos utilizando herramientas como es la tecnología nuclear”, manifestó Jiménez, en un acto público.

La firma del convenio contó con la presencia del ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, y del titular de Desarrollo Rural y Tierras, Edwin Characayo.

La titular de la ABEN explicó que la suscripción del documento hará posible usar la planta multipropósito de irradiación gama del Centro de Investigación y Desarrollo de Tecnología Nuclear de El Alto para el área de inocuidad alimentaria y el control de plagas.

Asimismo, mencionó que se dispondrá también del uso de una superficie de 432 metros cuadrados del complejo para el resguardo de productos, así como cámaras frigoríficas que tienen 90 metros cuadrados de espacio.

También manifestó que se trabajará en dar continuidad al proyecto BOL-5002, con pruebas piloto para el manejo de la mosca de la fruta.

“Esperamos en el futuro poder trabajar con otras instituciones en el área agrícola, como es el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal para el mejoramiento de semillas”, añadió.

El director ejecutivo del Senasag, Plácido Condori, expresó su complacencia por la firma del convenio, esperando que las acciones previstas permitan “mejorar bastante el tema de la exportación” de productos agropecuarios.