La Fiscalía Departamental de Santa Cruz desarrolla la capacitación de la ruta crítica de atención a víctimas dirigida a directores, profesores, regentes y personal administrativos de unidades educativas de esa región para luchar contra la violencia.

De acuerdo con un boletín institucional, la primera fase de la capacitación se realizó del 26 de noviembre al 15 de diciembre pasado en los distritos Villa Primero de Mayo y Plan 3.000. Desde el 13 de enero se ejecuta la segunda fase en los municipios de San Julián y Warnes, con financiamiento de la Cooperación Internacional Suiza (Cosude).

«El objetivo es preparar al personal del ámbito educativo para que puedan coadyuvar en la lucha contra la violencia mediante información directa a los estudiantes y padres de familia para hacerles conocer sobre sus derechos”, señaló el fiscal departamental de Santa Cruz, Roger Mariaca.

Al finalizar el proceso de capacitación se realizará la entrega de certificados de asistencia con valor curricular para los docentes y personal administrativo y educativo. Los participantes capacitados suman 15.000 hasta la fecha.