La gobernación de Cochabamba transfirió cerca de 12 millones de bolivianos a las Entidades Territoriales Autónomas (ETA’s) destinados al equipamiento de laboratorios y la adquisición de equipos de bioseguridad para realizar pruebas de coronavirus COVID-19.

«No será mucho pero les van a servir estos recursos para que ellos puedan adquirir de manera paulatina, a requerimiento también de sus centros de salud, insumos de bioseguridad», informó la gobernadora, Esther Soria.

Según una nota institucional, de los 12 millones de bolivianos transferidos, 6 millones serán destinados a la adquisición de equipos de bioseguridad y más de 5,7 millones para el equipamiento de laboratorios del departamento de Cochabamba.

En la región del Cono Sur se equipará el hospital Augusto Morales de Mizque, que beneficiará a los municipios de Aiquile, Omereque, Pasorapa, Pocona, Tiraque, Totora, Pojo, Vacas, Vila Vila, Arani, Raqaypampa, Alalay y de la propia Mizque.

En el Valle Alto, el hospital de segundo nivel Manuel Ascencio Villarroel de Punata, estará al servicio de las poblaciones de Anzaldo, Arbieto, Capinota, San Benito, Sacabamba, Santiváñez, Tacachi, Cliza, Tarata, Toco, Tolata, Villa Gualberto Villarroel (K»chumuela), Villa Rivero y también Punata.

En el Trópico, el hospital Central Ivirgarzama, de Puerto Villarroel, prestará atención a los municipios de Entre Ríos, azotado por el virus; Shinahota, Villa Tunari, Chimoré y Puerto Villarroel.

En la zona Andina, el hospital Benigno Sánchez de Quillacollo, servirá de referencia para los habitantes de Independencia, Tacopaya, Arque, Capinota, Sipe Sipe, Sicaya, Morochata, Ayopaya, Cocapata, Bolívar, Vinto y Quillacollo.

Fuente: ABI