El ministro de Desarrollo Productivo, Abel Martínez, informó este jueves que el «crédito 1, 2, 3» tiene un fondo de garantía de hasta el 50%, con el fin de fomentar la compra de productos y servicios nacionales.

«Es también fundamental para que pueda fluir y ser efectivo este préstamo es que tiene un fondo de garantía de hasta el 50% del crédito otorgado, esto dentro de los esfuerzos que está realizando nuestra presidenta Jeanine Áñez», aseguró Martínez, durante la presentación del empréstito.

La autoridad ponderó que con el lanzamiento del crédito se consolida el Programa Nacional de Reactivación de Empleo y comprueba que existen avances.

Martínez recordó que dicho programa tiene cinco pilares que son: los créditos para los productores y las empresas; la creación de empleo; promover los incentivos tributarios para los emprendedores; impulsar la compra y el consumo de los productos y servicios nacionales y la reducción de gastos innecesarios del Estado.

La autoridad señaló que la tasa de interés del préstamo es del 3% y es el más bajo de la historia del país.

También resaltó que una de las ventajas del crédito es que promueve la oferta y la demanda de productos y servicios bolivianos.

«Tiene que haber este círculo virtuoso entre la oferta y la demanda, eso es lo más importante», aseguró.

En esa línea, la viceministra de la Micro y Pequeña Empresa, Corina Marión, ratificó que el préstamo promoverá la producción nacional y reactivará el sector productivo, de consumo y de servicios.

«La presentación de este crédito es una forma de atender la emergencia que afecta a Bolivia y su economía y generar demanda en el mercado», aseguró Marión.

La Viceministra precisó que las personas naturales y las micro y pequeñas empresas deben registrarse en ProBolivia para acceder al empréstito.

Al respecto, la presidenta de la Cámara de Mujeres Empresarias de Bolivia, filial La Paz, Andrea Niño de Guzmán, calificó como positiva la presentación del crédito para reactivar la demanda e impulsar los negocios, aprovechando las oportunidades que surjan de la nueva realidad por la emergencia por el coronavirus.

«El rol de la mujer en la actividad económica es fundamental para el desarrollo del país y al crear condiciones como éstas los emprendimientos femeninos crecerán y se fortalecerán. Bolivia invierte no solo en la competitividad, sino en el bienestar nacional», aseguró Niño de Guzmán.

La secretaria de Relaciones de la Federación de Pequeñas y Medianas Empresas de La Paz, Adela Gutiérrez, afirmó que es fundamental este tipo de medidas continúen aplicándose para paliar los efectos económicos por la crisis sanitaria por el COVID-19.

«Pese a las dificultades, muchos de nuestros afiliados han confeccionado trajes de bioseguridad y otros insumos para afrontar los efectos de la pandemia. Esperamos que haya más apoyo del Gobierno al sector para superar la emergencia», dijo Gutiérrez.