El Gobierno de Bolivia decretó hoy cuarentena nacional para evitar contagios por coronavirus. La norma establece que ningún ciudadano podrá salir de sus hogares después de las 17.00 y hasta las 05.00, solo en casos excepcionales.

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, indicó que el Decreto Supremo 4196 ratifica las medidas anunciadas en la tarde por la presidenta Jeanine Áñez y establece la declaratoria de “emergencia sanitaria nacional y cuarentena en todo el territorio del Estado Plurinacional de Bolivia, contra el brote del coronavirus (COVID-19)”.

La norma estipula que solo el “personal de salud público y privado, Policía, Fuerzas Armadas y funcionarios con horario diferenciado podrán operar fuera del horario de la cuarentena”.

Disposiciones que rigen desde este miércoles 18 de marzo

  • El horario laboral continuo será de 08.00 a 13.00.
  • Los centros de abasto, centros comerciales y supermercados atenderán de 08.00 a 15.00. Los hospitales, farmacias y consultorios privados podrán trabajar fuera de este horario
  • El servicio de transporte público y la circulación de vehículos privados será permitida de 05.00 a 18.00.

Cierre de fronteras

Desde las 00.00 del viernes se cierran las fronteras hasta el 31 de marzo para evitar el ingreso de ciudadanos extranjeros.

Núñez dijo que sólo podrán entrar al país los bolivianos y quienes residente en nuestro territorio, cumpliendo las disposiciones de aislamiento preventivo durante dos semanas en sus domicilios, según recomendaciones del Ministerio de Salud y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Viajes

A partir de las 00.00 del sábado 21 de marzo y durante 10 días, se suspenden todos los vuelos comerciales internacionales.

De igual manera se prohíben los viajes internacionales, interdepartamentales e interprovinciales por vía terrestre, fluvial y lacustre en ese período, salvo en casos de emergencia.

El Ministro aclaró que el transporte de carga y alimentos no se verá afectado por esta ley para garantizar el abastecimiento de productos de primera necesidad a la población boliviana.

Sanciones

Núñez indicó que las personas que no cumplan con estas disposiciones serán sancionas con ocho horas de arresto, y en el caso de que participen en alguna reunión, éstas serán suspendidas.

Por otra parte, los centros comerciales y otros locales públicos o privados que infrinjan el ordenamiento del Decreto serán clausurados.

La autoridad agregó que la Policía Boliviana y las Fuerzas Armadas controlarán el cumplimiento de esta norma “porque el objetivo es cuidar la salud de los bolivianos”.

Publicada en Periódico Bolivia