El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Edgar Montaño, informó que la aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BoA) recibió una inyección económica de Bs 37.475.444, para ejecutar un plan de recuperación empresarial.

«Se ha predispuesto la inyección de 37,4 millones de bolivianos, esto es para reflotar a esta importante empresa de todos los bolivianos», confirmó en una conferencia de prensa en La Paz.

Montaño explicó que esa inyección permitirá reprogramar pasivos, para evitar gastos en el alquiler de aviones; retomará tarifas «pre-pandemia»; fortalecerá la venta de servicios de forma electrónica para evitar propagación del COVID-19; y garantizará un servicio seguro y de calidad.

Además, la autoridad informó que con ese plan se reducirá la escala de viáticos para generar un ahorro; se optimizará la asignación de trabajadores de cabina; se reducirá el uso de hoteles; y se reorganizará el departamento de tripulantes.

El Ministro de Obras Publicas indicó también que se restructurará «la organización salarial con un ahorro del 20%.

«Eso es lo que vamos a realizar», aseguró Montaño y lamentó que el gobierno de facto haya pretendido desmantelar a esa empresa del Estado en los últimos 11 meses.

Mediante Decreto Supremo se autorizó al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas realizar ese aporte de capital a BoA, proveniente del Tesoro General de la Nación, debido a la delicada situación financiera que atraviesa.

El descenso económico de BoA inició en noviembre de 2019, registrando menos 13 millones de dólares en comparación del año 2018; seguido del erróneo manejo de estados financieros y la pandemia que causaron una pérdida total de 147 millones de dólares.

La pérdida de estos recursos también obedeció a intereses particulares, ya que el gobierno transitorio de Jeanine Añez instruyó el cambio de itinerarios y cancelación de rutas rentables.