Los conductores de la línea de buses 72-73 fueron sometidos a pruebas de antígeno nasal por parte de las brigadas médicas del Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra. Esta acción es para evitar que el transporte urbano se convierta en un foco de contagio. A los conductores que dieron positivo al Covid-19 se precedió a darles el tratamiento con medicamento gratuito y su respectivo aislamiento. Además, se verificó el cumplimiento de las medidas de bioseguridad.

“Estamos haciendo pruebas en diferentes puntos de la ciudad. Hoy, hemos llegado aquí para ver el estado de salud de cada uno de los choferes de los micros. Esta acción también se va a realizar con las mototaxis, trufis y con todo lo que es el servicio público para saber en qué condiciones se encuentran. Si vemos que hay alguno que sale positivo inmediatamente se le da el tratamiento con medicamento gratuito,” manifestó Jhonny Fernández, Alcalde municipal.
La autoridad edil anunció que las pruebas se realizarán de manera permanente a los diferentes sectores. Fernández también advirtió que se sancionará a los conductores que no cumplan con los protocolos del aforo en los vehículos del transporte de pasajeros, ya que es de cumplimiento obligatorio.

Por otro lado, Dardo Arteaga, presidente de esta línea de buses que brinda el servicio en el segundo anillo de la urbe cruceña, destacó la iniciativa de prevención por parte de las autoridades municipales, además señaló que son cerca de 90 personas las beneficiadas con las pruebas de antígeno nasal, entre conductores y la parte administrativa.

Fuente: Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra.