La directora de Pensiones del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, Patricia Mirabal, recomendó a la población pensar como una última alternativa el retiro de aportes a las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP) tomando en cuenta que la economía se está reactivando y de forma gradual se está dinamizando el mercado interno.

“Por efectos de la pandemia del COVID-19 muchas personas perdieron su fuente de empleo, por esa razón en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) se analiza el proyecto de Ley 078/2020 – 2021 que establece una Devolución Parcial de Aportes del 15% del saldo en su Cuenta Personal Previsional para los asegurados con un monto menor o igual a Bs 100.000, independientemente de su edad; también instaura la devolución total del 100% para los asegurados de 50 o más años que tengan un saldo menor o igual a Bs 10.000”, indica un boletín.

Asimismo, se ampliará el beneficio a los asegurados que tengan un saldo mayor a Bs 100.000 en su cuenta personal previsional, quienes podrán beneficiarse de una devolución parcial de hasta Bs 15.000, independientemente de la edad y el monto que tengan acumulado.

“Es importante decirles a las personas que prevean el hecho de no pensar como la única alternativa para retirar estos aportes, porque en un futuro, cuando tenga más edad, de repente no podrán cumplir con los requisitos necesarios para una pensión solidaria de vejez”, explicó Mirabal.

Añadió que los individuos que retiren sus aportes tienen la posibilidad de devolver los mismos a las AFP y no perderán los beneficios que establece el Sistema Integral de Pensiones (SIP); en caso de que no repongan estos aportes, perderán el acceso a un seguro de salud y el aporte solidario que les ayuda a mejorar el nivel de rentas.

Las personas que califican para el retiro de sus aportes son los que al momento de la promulgación de la norma no perciban una remuneración del sector público y privado.

“Si bien esto es un paliativo, también es cierto que es mejor pensar que el día de mañana vamos a llegar a una edad en la que necesitamos tener estos aportes para continuar recibiendo los beneficios que brinda la Ley 065 de Pensiones”, enfatizó Mirabal.

La Directora de Pensiones destacó la importancia de acceder a un seguro de salud cuando una persona se jubila tomando en cuenta que a esa edad se demanda los servicios de salud con más intensidad.

Fuentes de financiamiento

El proyecto normativo señala como fuentes de financiamiento la Disponibilidad Acumulada (liquidez) que mantienen las AFP, los vencimientos de la Cartera de Inversiones y la Recaudación mensual del SIP.

La devolución de aportes no comprometerá los recursos de los trabajadores (los cuales actualmente están percibiendo los rendimientos de las inversiones que realizan las AFP), ni afectará la sostenibilidad del Sistema de Pensiones, ya que no se pone en riesgo los fondos administrados por las AFP.

El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas realizó un análisis técnico y legal sobre la devolución de aportes, el cual permitió garantizar un equilibrio financiero entre esa medida y las prestaciones en curso de pago (pensión de vejez, pensión solidaria de vejez y pensiones por muerte e invalidez), a objeto de no afectar el derecho adquirido de los asegurados que vienen percibiendo un ingreso del SIP.

MCM / Agencia Boliviana de Información
ABI. Derechos Reservados. 1996 – 2021