El viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas, informó este martes que Bolivia enfrentará la segunda ola del coronavirus con las nuevas tecnologías aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la prueba rápida de polisopado faríngeo que permitirá un diagnóstico rápido y un tratamiento oportuno para contener al virus.

«Se tiene que cambiar el enfoque y uno de estos elementos es la introducción de nuevas tecnologías como el diagnóstico polisopado faríngeo. Esta prueba aprobada por la OMS nos permite tener una acción rápida, es de gran ayuda y utilizada para el diagnóstico temprano y tratamiento oportuno para la contención del virus», explicó.

Terrazas, quien se reunió con autoridades de la Gobernación y la Alcaldía cruceña, manifestó que el Gobierno recoge inquietudes, determina capacidades y observa falencias para aplicar políticas públicas que permitan enfrentar la crisis sanitaria en cada región.

«La solicitud es de recursos humanos y nosotros vamos a respaldar con los recursos humanos que sean necesarios para habilitar los centros de aislamiento, fortalecer la red de laboratorios, teniendo un plan para que en cuanto lleguen las 6 millones de pruebas antigénicas se distribuyan para todo el país», mencionó.

Destacó que Santa Cruz cuenta con recursos del Seguro Universal Materno Infantil (SUMI) que ascienden a Bs 25 millones que se destinarán a la contratación de recursos humanos de forma inmediata.