Google aplicará a partir del 1 de mayo un recargo del 2 % a las facturas relativas a los anuncios en España, con el fin de cubrir parte de los cortes asociados al Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (IDSD), una medida similar a la que ya avanzó Amazon hace poco más de un mes.

La compañía se lo ha comunicado a sus anunciantes este martes a través de un correo electrónico, según han informado este miércoles a EFE fuentes de la compañía.

Este recargo se aplicará a los anuncios servidos en España, con independencia del lugar en que la compañía tenga su sede principal.

«Los impuestos sobre Determinados Servicios Digitales incrementan el coste de la publicidad digital por lo que hemos informado a nuestros clientes que, a partir del 1 de mayo de 2021, añadiremos un recargo (del 2 %) a las facturas relativas a los anuncios servidos en España», ha informado Google.

Google, que ha asegurado que continuará pagando todos los impuestos que les corresponden tanto en España como en el resto de países en los que opera, ha pedido a los gobiernos que lleven una reforma fiscal internacional a nivel global en lugar de implementar impuestos unilaterales.

El anuncio de Google se produce poco más de un mes después de que Amazon también anunciara a sus clientes que desde abril cargaría un 3 % a las tarifas de referencia de la plataforma por servicios a las empresas que venden sus productos en España a través de la plataforma.

Amazon explicó entonces que el Gobierno español había introducido esta tasa que entró en vigor el pasado 16 de enero, y que a partir del 1 de abril de 2021 se aumentarán los precios por referencia en este mismo porcentaje.