La India tiene previsto enviar este viernes a Brasil el primer cargamento de vacunas de fabricación india contra el coronavirus, tras autorizar el Gobierno del país asiático la primera exportación comercial del medicamento.

El Ministerio de Exteriores indio confirmó hoy a Efe este primer envío de vacunas después de que el Gobierno autorizara su exportación comercial, pero evitó entrar en detalles sobre el cargamento o su hora de salida rumbo al país sudamericano.

Brasil informó el jueves de que esperaba recibir hoy procedentes de la India dos millones de dosis de la vacuna del laboratorio anglo-sueco AstraZeneca y la universidad de Oxford, que elabora en el país asiático el Instituto Serum de la India (SII), el mayor fabricante de vacunas del mundo en términos de volumen.

Fuentes del SII confirmaron hoy a Efe que forman parte del envío de las vacunas, pero evitaron dar más detalles ya que el proceso se está llevando a cabo por entero a través del Gobierno indio.

El Ejecutivo del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, fletó un avión el viernes pasado para recoger las dos millones de dosis, pero el envío fue vetado por las autoridades indias a última hora al coincidir con la campaña de inmunización en el país asiático.

Brasil había anunciado además su interés en la adquisición de dosis de la fórmula indígena Covaxin, desarrollada por el laboratorio indio Bharat Biotech, que recibió una licencia para su «uso de emergencia» por parte de los reguladores indios, pese a que la fórmula aún no ha concluido sus pruebas clínicas.

Aunque la empresa de fármacos brasileña Precisa Medicamentos y Bharat Botech anunciaron el pasado 10 de enero la firma de un contrato para la adquisición de unidades de Covaxin, las autoridades indias no han informado de si las vacunas del laboratorio indio forman parte del primer cargamento.

Brasil, con unas 214.000 muertes, es el segundo país con más fallecidos a causa de la covid-19, por detrás solo de EE.UU. con 410.102 muertos, y seguido de la India con más de 153.000.

Un cargamento de vacunas será enviado también hoy a Marruecos, indicó el Ministerio de Exteriores sin precisar el número de viales enviados.

La India, que comenzó un masivo programa de vacunación hace una semana, ha asegurado que mantendrá su compromiso como proveedor global al tiempo que garantiza la producción para su población.

La nación de 1.350 millones de habitantes ha vacunado hasta ahora a más de un millón de trabajadores de la salud utilizando dosis de Covishield y Covaxin.

ENVIO A OTROS PAISES

La producción de la India, llamada la «farmacia del mundo» por su capacidad de manufactura y bajo costo, es clave para las campañas de inmunización de los países en desarrollo, y numerosos gobiernos se han mostrado interesados en adquirir las dosis contra el coronavirus en el país asiático.

«Las vacunas indias son óptimas para los países en vías de desarrollo ya que son seguras, asequibles», afirmó a Efe el embajador de Ecuador en Nueva Delhi, Héctor Cueva Jácome.

El precio de Covishield y Covaxin, entre las más baratas del mundo, ronda entre los 3 y los 5 dólares por unidad, lo que las convierte en una buena alternativa frente a otras fórmulas cuya dosis puede costar unos 20 dólares.

«Hay que tomar en cuenta que la inmunización va a tomar algo de tiempo, por lo que se tiene que establecer un plan de vacunas a largo plazo que no afecte más a la economía de los países», añadió el embajador.

La India comenzó esta misma semana una campaña diplomática para proporcionar vacunas subsidiadas contra el coronavirus a Bangladesh, Bután, Maldivas, Mauricio, y Nepal.