Los ministerios de Obras Públicas, Servicios y Vivienda; y de Salud y Deportes iniciaron este miércoles la campaña de detección temprana de COVID-19 dirigida al personal que trabaja en los aeropuertos de Bolivia, para seguridad de pasajeros nacionales y extranjeros.

“Hemos iniciado en el Aeropuerto de Viru Viru, aquí en Santa Cruz con 900 pruebas antígeno nasales”, informó el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, a través de un video.

De acuerdo con un boletín institucional, esta primera medida se desarrolló con el fin de precautelar la salud y bienestar de los usuarios que transitan por las terminales aéreas.

A esta tarea se sumaron médicos del Ministerio de Salud y Deportes, al igual que especialistas del Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop).

“El Gobierno ha tomado todas las acciones preventivas para evitar la propagación del COVID-19”, apuntó la autoridad.

Las pruebas fueron realizadas en personal de la Dirección General de Aeronáutica Civil, Aduana, Migración, Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea, Servicios de Aeropuertos Bolivianos y Boliviana de Aviación.

También fueron examinados efectivos de la Policía Boliviana, Fuerza Aérea, Servicio Departamental de Salud de Santa Cruz, Servicio Nacional de Seguridad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria, YPFB Aviación, líneas aéreas, arrendatarios y encargados de equipaje.