El cineasta boliviano Jorge Sanjinés celebró la restitución del Ministerio de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización, que contribuirá a afianzar la identidad del pueblo boliviano. La institución pública fue cerrada en junio pasado durante el gobierno de Jeanine Añez.

El desarrollo de la cultura -dijo- es tarea de fundamental importancia para el Estado que exige impulsar la preservación de la identidad de la sociedad. «Si no sabemos quiénes somos, no llegaremos sino a la nada», sostuvo Sanjinés en el acto de reapertura del Ministerio de Culturas, el martes pasado.

«La cultura es lo que produce el pueblo en su paso por el tiempo y la vida, es pensamiento, ideas, filosofía, tradiciones, teatro, ciencia, obras, literatura, libros, pinturas, música, escultura, arquitectura, cine y todo lo que genera la lucidez, la forma, el estilo y el carácter de un pueblo», explicó Sanjinés.

Manifestó su interés en que los jóvenes reciban una orientación que ayuden a valorizar su origen e identidad, los saberes y conocimientos de nuestros pueblos originarios, y su práctica del socialismo en sus comunidades.

«Hago un llamado ferviente para que se instale una asignatura desde la educación primaria, que haya luz sobre los asombrosos valores sociológicos de las culturas originarias de nuestra patria, para que cada joven desde niño se sienta emocionado, admirado de la sabiduría de nuestros pueblos que supieron vivir en sociedades de igualdad, solidaridad y libertad», sostuvo el cineasta boliviano.

Sanjinés relievó los valores de la vida en comunidad de la titular de Culturas, Sabina Orellana. «Ella, como una persona proveniente de una comunidad quechua, no solo sabe, sino que entiende a profundidad que primero está el nosotros, posee esa inmensa sabiduría transmitida desde muy niña y tiene una visión de la vida en comunidad, la que se practica, la igualdad, la libertad que es el tesoro social más importante», dijo.